Académica con vocación en políticas públicas

Julio de 2013

 

María del Pilar Alcalde es Doctora en Economía por la Universidad de Pennsylvania.

Con 30 años, María del Pilar Alcalde, académica investigadora de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de los Andes, ya cuenta con un Magíster de Economía con mención en Políticas Públicas de la PUC y un Doctorado en Economía por la Universidad de Pennsylvania.
Después de estudiar en el Colegio Apoquindo entró a Ingeniería Comercial a la PUC, donde conoció a su marido y juntos se fueron a vivir a Estados Unidos. Hoy tienen dos niños, más otro que viene en camino, motivo por el cual no podrá hacer clases este segundo semestre: “Me voy feliz de prenatal, pero vuelvo el primer semestre del próximo año”, nos cuenta.

- ¿Cómo llegaste a trabajar a la Universidad de los Andes?
- El decano Claudio Lucarelli, quien también llegó el año pasado, me invitó a participar como académica de esta Facultad, mientras estaba terminando mi doctorado y haciendo planes para volver. Me encantó el proyecto que tenía, la posibilidad de ayudar en una Universidad que todavía está creciendo y en la cual hay harto por aportar. Además, tengo amigos que habían trabajado anteriormente aquí y me habían hablado muy bien del ambiente y de los demás profesores.

 

- ¿Qué te ha parecido el equipo de profesores con los que llegaste a trabajar?
- Me ha parecido excelente. Es un grupo muy bueno y muy amigable. Hemos hecho un muy buen equipo de trabajo con los otros profesores del curso que dicto, nos apoyamos harto. Además, entre los profesores que hacemos investigación en economía y estadística nos ayudamos bastante, todos tienen una muy buena disposición para colaborar y ayudar en las dudas que van saliendo a lo largo del trabajo.

- Tu tesis se basa en la economía de la educación, ¿puedes explicar de qué se trató y qué buscabas con ese trabajo?
- Existe una literatura bastante interesante sobre cómo el aprendizaje de los alumnos depende de la calidad de sus compañeros de curso, es decir, si es que aprenden más o no por el hecho de tener compañeros más o menos hábiles. Es una discusión bastante relevante en temas de política pública en educación, por ejemplo, aparece bastante cuando se discute la segregación de los colegios municipales y subvencionados, y si esa segregación afecta o no a los alumnos que van quedando en el sistema municipal. Mi tesis es sobre ese problema, se trata de cuantificar este efecto usando un modelo en que los alumnos eligen su esfuerzo, y después analiza qué ocurre con el aprendizaje bajo distintos escenarios.
Algunas de las conclusiones principales son que estos efectos son difíciles de medir de manera adecuada, y que los resultados dependen radicalmente de cómo se haga esto. También encuentro efectos de tamaño pequeño, es decir, los efectos de los compañeros existen pero no son de la magnitud que algunos proponen en las discusiones públicas -a veces con mucha liviandad -, y que hay variables que son mucho más importantes para la educación como la calidad del profesor.

- ¿Te vas a dedicar a investigar en esa área? ¿En qué estás trabajando ahora?
- Tengo pensando seguir en este tema con uno o dos proyectos, en particular pienso evaluar el efecto que han tenido los Liceos Bicentenario, porque ahí la discusión es la misma: ¿son estos colegios efectivamente mejores o les va bien simplemente porque logran agrupar alumnos destacados en un solo lugar? Los métodos que se usan tradicionalmente no permiten separar bien el efecto de la calidad de los compañeros del de la calidad del colegio, pero usando las herramientas adecuadas es posible hacerlo.
Por otra parte, me gustaría empezar con otros temas de mercado laboral y salud, entre otros. Con una colega estamos empezando un trabajo sobre reputación y calidad de marca en el mercado de rentas vitalicias en Chile, y cómo puede esto hacer que los jubilados tengan una mejor pensión y recibir un mejor servicio.

- ¿Por qué te interesa?
- Mi interés en la economía nació por una inquietud de políticas públicas, me interesa mucho el poder evaluar y ayudar a mejorar programas y políticas que afecten distintas necesidades en el país o en grupos en particular. Pueden ser temas más generales o cosas más micro, pero en general me interesa abordar temas que impacten la calidad de vida de alguien. Creo, además, que es importante abordar estos temas con seriedad y con las herramientas adecuadas, para generar políticas de calidad.

- ¿Qué te han parecido los seminarios académicos que está realizando la Facultad?
- Creo que son una oportunidad sumamente interesante. La Facultad ha hecho un esfuerzo por traer invitados de gran nivel, que realizan investigaciones en temas entretenidos y en los cuales están haciendo aportes relevantes. Aunque a veces los invitados pueden estar trabajando otro tema que no es el de uno, es muy enriquecedor escucharlos, uno conoce otras perspectivas de gente experta y siempre se va con una o dos ideas novedosas que puede aplicar a la investigación propia.

- ¿Cómo ves tu aporte hacia la Facultad?
- La mayoría de los profesores de la Facultad están dedicados a temas de organización industrial, cosas más de empresa. Creo que yo puedo aportar con temas relativos a las políticas sociales, que sin duda son del interés de los demás profesores, pero que no hay nadie que los aborde de manera sistemática. Además, para los alumnos también es muy interesante poder conversar con alguien sobre políticas públicas y sociales, aprender sobre mercado laboral, educación, vivienda, pobreza y otros temas que son importantes para los ciudadanos en general, y para los ingenieros comerciales en particular.