“La Universidad de los Andes es un buen activo”

Agosto de 2013

Pablo Ureta (ICOM 99) es gerente comercial de Motorman S.A., empresa dedicada a la venta y al arriendo de maquinaria de construcción y minería.
Pablo Ureta y Josefina Reynal junto a sus hijos Santiago, Alfonso, José y Juan.
Recién titulado de la UANDES, Pablo Ureta (ICOM 99) trabajó tres años como analista de riesgos de crédito hipotecario en Consorcio S.A. Luego, por nueve años, se desempeñó en el Grupo JCE, donde entró al área de riesgos, fue gerente comercial de representaciones JCE y creó y desarrollo Toyama (empresa de importación y comercialización de maquinaria), de la que fue gerente comercial. En 2005 y 2006 cursó el Executive MBA en el ESE y, hace cinco meses, asumió la gerencia comercial en Motorman S.A. Está casado con Josefina Reynal (MED 02), con quien tiene cuatro hijos hombres entre 10 y un año.


- ¿Cuáles son tus principales responsabilidades en Motorman S.A?
- Concretamente, estoy a la cabeza de varias áreas: arriendo de maquinaria, venta y repuestos. En eso, tengo que ver directrices como presupuestos, mix de productos, recambio de maquinaria, buscar nuevos clientes, fidelizarlos, encontrar nuevos productos e introducir nuevas marcas. También estoy sobre el área de marketing que está potenciando mucho las redes sociales y la publicidad.


- ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo actual?
- Me encanta salir a terreno. Mis dos desafíos en este momento son desarrollar un canal directo de distribución de Santiago a Punta Arenas y potenciar la relación con los proveedores.


- ¿Siempre quisiste trabajar en el sector comercial?
- Sí porque me encanta. De Motorman S.A. en concreto me fascina estar metido en el taller, ver el producto en la calle, entregar soluciones rápidas y estar en terreno con la gente, tanto con los mecánicos, operarios, encargados de compra y gerentes.


- A partir de tu experiencia, ¿cuál es el sello que imprime la UANDES en sus ingenieros comerciales? ¿Por qué?
- Somos bien percibidos, es un activo ser alumniUANDES. Nos ven como de una línea, honestos, buenos trabajadores, directos y transparentes.


- ¿Qué recuerdos tienes de tu paso por la Universidad?
- Fui alumno en los inicios y parte de la primera generación que ingresó al campus de San Carlos de Apoquindo. En Comercial el sistema era bien estricto: mucha prueba, lectura, trabajo… pero el ambiente era menos estresado que en otras carreras como Medicina o Ingeniería. El decano de entonces, Carlos Díaz, generaba harto ambiente universitario. Alrededor de la Universidad deambulaban vacas y al frente había un sitio donde se 'jeepeaba'.


- ¿Qué profesores marcaron tu preparación para el trabajo?
- Mario Corbo, de Macroeconomía, que tenía un gran conocimiento de la actualidad económica nacional e internacional, por lo que sus clases resultaban muy entretenidas. Patricio Parodi, de desarrollo organizacional, quien era exigente y sus enseñanzas todavía me sirven al momento de preparar presentaciones al directorio. Raimundo Monge, en Finanzas, de quien fui ayudante. Felipe Joannon también era excelente profesor.


- ¿Y qué dirías del MBA que cursaste en el ESE?
- Rescato sobretodo el networking y cómo reforzó mi área comercial. La organización del programa está muy bien pensada para estudiar y trabajar. Por el tema de la competencia actual uno está obligado a hacer un postgrado y la Universidad de los Andes -como ya dije- es un buen activo.


- ¿Qué te falta por cumplir en tu carrera profesional?
- Me encantaría salir a trabajar fuera del país junto con mi familia.