Pamela De la Fuente: La trayectoria de la primera Coordinadora Académica de la UANDES

Septiembre de 2012

Los alumnos son parte de mi vida porque compartimos 5 ó 6 años”, cuenta Pamela De la Fuente, quien lleva 11 años trabajando en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales UANDES.

"Estoy casada hace 15 años con Iván Díaz, con quien pololeé 12 años. Tenemos dos hijos: Benjamín de 12 y Martín de 9. Como familia hemos construidos bases muy sólidas. Los fines de semana, el almuerzo en familia es fundamental, podemos estar hasta tres horas sentados conversando, riendo, compartiendo penas y alegrías. Somos cinéfilos y, con dos niños, Pixar y Marvel la llevan. También nos gusta conocer lugares como Valparaíso (con mochila al hombro), ir al centro de Santiago a ver los museos, los edificios históricos y comer en restoranes tipo picadas".

Varias generaciones de ingenieros comerciales UANDES han pasado por la oficina de Pamela De la Fuente. Penas y alegrías, escuchar problemas y dar soluciones, así han transcurrido sus 11 años como coordinadora académica de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales. Su labor es ser un puente entre el Consejo de la Facultad y los alumnos. Cuando llegó eran 300, hoy son más de 900. “Veo la relación directa entre el alumno y el Consejo. El espíritu de servicio es esencial. Uno debe escucharlo, atenderlo, entregarle soluciones y dirigir las solicitudes que le hacen al Consejo”.

Hoy es la más antigua (no la más vieja, aclara) de las personas de planta de esa unidad. Con su llegada se creó el cargo de Coordinadora Académica en 2002, que luego se replicó en otras carreras. Por todo esto, se ha ganado el cariño de varios y no es raro que siga manteniendo una relación cercana con los alumniUANDES. “Es un orgullo ver dónde están, lo contentos que se ven en sus trabajos, cómo han formado sus familias y lo orgullosos que se sienten de la Universidad”, destaca. Agrega que "siempre se acuerdan de mí. Me mandan e-mails para el cumpleaños, me saludan y me cuentan en qué están. Y no faltan los que -hasta el día de hoy- me siguen pidiendo los certificados de título”, comenta entre risas.

- Llegaste hace 11 años a trabajar a la UANDES, ¿cómo se dio esta posibilidad?
- Un domingo leyendo El Mercurio encontré un aviso "minúsculo" donde buscaban administrativos para Universidad, estaba el número de casilla y ningún otro dato. Fue tanta la curiosidad, que envié el CV y a la semana me llamaron. Después de varias entrevistas, me dijeron que calzaba con el perfil de coordinadora académica. Fue sorpresivo y tenía que responder en ese minuto, así que acepté sin saber a lo que me venía. El apoyo que recibí del decano de entonces, Carlos Díaz, y en general de todos fue fundamental para estar feliz.

- ¿Cuáles han sido los principales cambios de la Facultad en estos 11 años?
- Muchísimos, siempre con el espíritu de mejorar e "ir por más". En las clases se han implementado métodos de estudios total y absolutamente innovadores, como por ejemplo la metodología de estudio clase a clase y la participación activa de los alumnos en ellas. Las mallas también han evolucionado en pro de los nuevos desafíos y se han incorporado profesores dedicados a la investigación, que son los que mueven esta Facultad. Hace tres años incorporamos la entrega de los IPads, esto no es un regalo, es una herramienta que da al alumno acceso a clases aún más participativas, e-books, etc.

- ¿Qué ha significado para ti -personal y profesionalmente- trabajar en la Facultad?
La Facultad ha sido mi segundo hogar. Aquí he compartido buenos momentos, siempre el apoyo del Consejo, la transparencia de la conversación, el espíritu de colaboración, la cordialidad y el respeto. Me siento muy querida y me proyecto muchos años más.

- ¿Qué es lo que más te gusta de trabajar en contacto con los alumnos?
- El trabajo con los estudiantes me contagia alegría. Recibirlos el primer día de clases y verlos para la ceremonia de titulación es un mundo de diferencia. Llegan asustados y con miles de sueños en la cabeza y, al salir, están absolutamente empoderados de ser ingenieros comerciales UANDES.