Premio Nacional de Arquitectura Borja Huidobro y oficina A4 ganan concurso de nuevo edificio UANDES

El inmueble tendrá unos 4.000 metros cuadrados y acogerá a las oficinas de Rectoría y de las unidades de apoyo, además de algunas
salas de clases. Su construcción se iniciará a mediados del próximo año y estará operativo a partir del segundo semestre de 2013.

El proyecto del premio nacional de arquitectura Borja Huidobro en conjunto con la oficina A4, compitiendo con otras cuatro propuestas, ganó el concurso para diseñar el nuevo edificio institucional de la Universidad de los Andes.

La estructura, cuya construcción se iniciará a mediados del próximo año y estará operativa a partir del segundo semestre de 2013, tendrá unos 4.000 metros cuadrados. En ellos se ubicarán las oficinas de Rectoría, la sala del Consejo Superior, gran parte de las unidades de apoyo –como alumni UANDES-, algunas salas de clases y una sala especial para la entrega de los grados de magíster y de doctor que otorgue nuestra Universidad.

Recordemos que a fines de 2010 la Universidad seleccionó a la prestigiosa firma de arquitectos de Boston Sasaki Associates Inc. para actualizar su plan maestro.

El nuevo edificio es el primero de varios que contempla el mencionado plan. Requiere una inversión de US$ 10 a US$ 12 millones y para su diseño se convocó a destacados estudios de arquitectos a entregar sus propuestas a un jurado que integraron el presidente del Colegio de Arquitectos, Luis Eduardo Bresciani; Ray Warburton, arquitecto norteamericano que ha participado en las dos últimas actualizaciones del master plan y en el diseño conceptual del ESE, la Biblioteca y la Clínica; el diseñador Enrique Concha; y tres representantes de la Universidad. En el concurso participaron GR Arquitectos Asociados, Izquierdo y Lehman, José Domingo Peñafiel, De Iruarrizaga Arquitectos en asociación con Sasaki, y Borja Huidobro en asociación con A4. Varios de los participantes en el concurso también han sido galardonados con el Premio Nacional de Arquitectura.


La propuesta ganadora, según Alejandro Gutiérrez, Administrador General de la Universidad de los Andes, tuvo que cumplir con requerimientos como que el nuevo edificio sea “significativo por su importancia para la universidad, pero al mismo tiempo tiene que ser un edificio elegante, aunque sobrio y austero”.

Además, agrega, el proyecto debía ofrecer una solución a una variedad de exigencias. “Primero, resolver la gran diferencia de cota que hay entre el nivel de la rotonda y avenida San Carlos de Apoquindo, y ése fue un gran desafío para los arquitectos y estuvieron todos de acuerdo en que fue lo más difícil. Segundo, remodelar la entrada actual de la Universidad, porque el master plan siempre ha definido la entrada principal de la Universidad por Alvaro del Portillo y a través de avenida Los Castaños. Tercero, temas propios del edificio, como son un ambiente físico que facilite el trabajo de gobierno y el de las áreas de apoyo, donde tendrán lugar actividades variadas como el gobierno diario de la Universidad, clases de pregrado, sesiones del Consejo Superior, todas con dinámicas diferentes y que deben coexistir en armonía. Cuarto, contemplar estacionamientos subterráneos para 400 automóviles. Y quinto, rediseñar la plaza central, que el master plan considera como el corazón de la universidad, para que sea un punto de encuentro”.