Es un profesional que gestiona y promueve la cultura de servicio al interior de la organización, administrando sus tres áreas determinantes: personas, operaciones y clientes.
Conoce y valora la importancia del servicio y pone a la persona en el centro de su trabajo para satisfacer sus necesidades, agregándole valor a la empresa.
Posee una formación integral y está formado interdisciplinariamente, teniendo conocimientos propios de su área profesional y de otras disciplinas del saber.
Un Administrador de Servicios es capaz de desempeñarse en cualquier organización, pública o privada, de las más diversas industrias.
 
  Es una instancia muy importante dentro de la formación, ya que aplicas todos tus conocimientos en una empresa real.  
 
  “ADS me ha parecido una carrera completa, multidisciplinaria e innovadora. Permite enfocarse en el área o rubro que más te guste porque nos da las herramientas necesarias para desenvolvernos de manera óptima en el mundo laboral”.  
 
El 90% de los egresados de ADS encuentra trabajo antes de los 6 meses.
(Fuente: www.mifuturo.cl) Para más información sobre empleabilidad, retención y rentas, ingresa a www.mifuturo.cl.
 
 
  Algunas empresas donde trabajan nuestros egresados:  
 
 
De los ADS con quienes he trabajado, destaco su capacidad analítica, disposición, marcada orientación a poner la perspectiva del cliente como variable crítica de nuestro negocio y una gran habilidad de adaptación a escenarios cambiantes.
 
 
   
   
  Un cuarto de siglo de trayectoria e historia celebra la Escuela de Administración de Servicios este 2018, destacándose como la única carrera del país en formar a profesionales expertos en servicio.
 
 
“Esta carrera tiene un foco diferente, orientado a la persona, a sus necesidades y expectativas, todo bajo un contexto de servicio profesional y humano”.  
 
 
“Me parece que es una carrera versátil, aplicable a todos los ámbitos, orientada al trabajo práctico y también al análisis, y en donde se inculca en todo momento la importancia de la calidad”.  
 
 
 
  Francisca Boetsh, alumna de cuarto año de la carrera junto a “Forjadores de los Andes” se adjudicaron este 2018 los fondos concursables para proyectos sociales de Vida Universitaria.
Forjadores de los Andes, es un proyecto con más de 22 años, que impulsa trabajos y misiones de invierno para estudiantes universitarios. ¡Este año se van a Talcahuano!.
 
 
“Estamos contentos, ya que este proyecto nació de un grupo de alumnos hace más de 20 años y es el proyecto social más antiguo que tiene la Universidad. Primero partimos sólo con los trabajos y luego de 10 años, se incorporaron las misiones. Así que felices de ir creciendo”.