La Asociación de Estudiantes de Odontología, ADEO, convoca a los presidentes y vicepresidentes de los Centros de Alumnos de Odontología de casi todas las universidades del país. Este año la actividad fue en la UANDES, donde asistieron alrededor de 40 personas.
Los alcances de la Odontología Digital y la digitalización de los procesos odontológicos en general, las políticas públicas en el área y cómo algunas investigaciones pueden impactar a la población fueron los temas que abordó el
Encuentro de Estudiantes de Odontología, ENEO.
Andrés Velasco, presidente del Centro Alumnos de Odontología de la Universidad de los Andes, CAODO, catalogó el encuentro como exitoso y fructífero para seguir avanzando en pro de los alumnos. “Estamos orgullosos de haber sido por primera vez sede de este encuentro, lo que nos da la posibilidad de mostrar a las demás universidades dónde y cómo nos estamos formando”, agregó Velasco.
   
   
  CONADEO 2019 reunió a más de 600 estudiantes de pregrado de odontología de todas las universidades del país. El congreso, organizado por CALCIO UANDES, desarrolló su versión número 23 en nuestra universidad. En la instancia los alumnos participaron en diversos workshop, charlas y concursos científicos, entre otras actividades.

“Considero que salió todo perfecto, fue un evento gigante, llegaron 608 asistentes además de los 47 conferencistas y cumplimos con los contenidos y tiempos programados todos los días. Se reafirmó la idea de que el CONADEO es el evento de pregrado más importante a nivel nacional, realizando un congreso de categoría y con altos estándares de calidad. Quedamos orgullosos de nuestra planificación y capacidad de resolución y de la buena energía que formamos como comité organizador. Agradezco personalmente a todas las universidades que colaboraron y especialmente a nuestra Facultad de Odontología UANDES, que nos ayudó hasta en los últimos detalles y que fueron indispensables para el éxito logrado”, detalló Natalia Rodríguez, alumna de sexto año de Odontología UANDES y Sub Directora de gestión y organización de eventos de CALCIO UANDES.
 
 
  Cerca de 50 pacientes recibieron atención de endodoncia de diferente complejidad en la provincia de Choapa, gracias a un operativo dental que realizó la Fundación Cienmanos, el Ministerio de Salud y la Facultad de Odontología de la Universidad de los Andes.
La iniciativa, que nació por la necesidad que tiene esta localidad de cubrir algunas especialidades, se realizó en el Hospital de Illapel y contó con la presencia del director del centro asistencial, el Dr. Alejandro Césped; del director del Servicio de Salud de Coquimbo, Dr. Claudio Arriagada y el director de la fundación, Dr. José Luis Gatica.
Se espera que este sea el primero de varios operativos que realice la UANDES junto a la Fundación Cienmanos y el MINSAL.
 
 
  La Facultad de Odontología de la Universidad de los Andes dictó una nueva versión del Curso Teórico Práctico “Calibración en criterio de detección de caries ICDAS-ICCMS”.
A nivel mundial, la tendencia es realizar tratamientos de lesiones de caries de tipo no invasivo y de mínima intervención, procurando

mantener al máximo la integridad del diente natural y manteniendo su vitalidad. Para hacer realidad esta propuesta es necesario primero mejorar la detección de lesiones de caries incipientes y para ello se ha desarrollado este criterio que es fruto del trabajo de consenso de expertos de Europa, EE. UU y Latinoamérica.

 
 
  El Centro de Salud (CESA) de la Universidad de los Andes es un establecimiento médico, odontológico y de salud mental, de carácter ambulatorio, ubicado en la comuna de San Bernardo. Es el primer campo clínico de propiedad de la Universidad para impartir la docencia práctica de las carreras de la salud.

La Superintendencia de Salud otorgó al CESA la acreditación nacional de calidad en salud, convirtiéndose en el primer campo odontológico docente asistencial en obtener esta certificación en el país. En la evaluación, realizada por la Consultora GESCAL EIRL, se evidenciaron los altos estándares de calidad y seguridad en la atención de sus pacientes.

 
 
Este voluntariado nació hace un año cuando Trinidad Droppelmann, Josefina Graell, María Ignacia Torres y María Paz Larraín, se fueron a Arusha, Tanzania (África). Todas tenían motivos diferentes para emprender este viaje, pero lo que más las movió fue aportar con un pequeño grano de arena a las personas que más lo necesitan. En Tanzania trabajaron en orfanatos y colegios haciendo instrucción de higiene oral. El resto de la semana trabajaban en el Kaloleni Hospital y en el Levolosi Hospital, bajo condiciones muy precarias.
“A más de un año de haber llegado, continuamos con este lindo proyecto “Dentistas en Tanzania”, donde estamos trabajando arduamente en continuar enviando voluntarias a Tanzania y que ha tenido un éxito rotundo. Hemos enviado a voluntarios de diferentes universidades y ahora en septiembre parte una colega, con especialidad en Rehabilitación Oral y en enero parten cuatro voluntarias de nuestra casa de estudios y otras dos de otra universidad. En este minuto, aparte de aconsejarlas y apoyarlas en esta decisión, trabajamos por conseguirles materiales odontológicos para que su voluntariado sea aprovechado al máximo. Por otra parte, tenemos un proyecto en Chile, de realizar promoción y prevención de salud oral en Fundaciones, como la Fundación Fre y talleres privados de educación dental con la empresa Seigard. Estamos muy contentas de que esto no haya quedado como nuestro voluntariado, sino que, haya llegado a más personas que quieran seguir con esta labor social. Es un trabajo duro, pero con este gran equipo, ¡estamos seguras de que lo lograremos!”, cuenta María Ignacia Torres, creadora de Dentistas en Tanzania, egresada Odontología 2016.
 
S.O.F.I es un proyecto social que nace el 2010 por la inquietud de los alumnos de Odontología de la Universidad de los Andes, de ayudar en el ámbito profesional y personal a familias que no tienen acceso a la salud oral. Sin embargo, con el paso de los años, se han obtenido fondos que han permitido reinventar el proyecto. Actualmente, cuentan con tres sillones portátiles que permiten trasladarse a los sectores de La Pintana, La Reina, Puangue y Renca para realizar dos operativos al mes, que consisten en la entrega de kits de cepillos y pasta dental, atención primaria y charlas educativas.
 
 
 
 
 
 
 
"Tuve la gran oportunidad de viajar a EEUU y asistir a la universidad de Kentucky, lo que ha sido enriquecedor desde todos los puntos de vista. Se genera un crecimiento personal y un autoconocimiento frente a estas experiencias nuevas, como el vivir sola en otro país, conocer nuevas culturas y nuevas personas. Por otro lado, el inglés forma parte fundamental en la formación de nuestra carrera y poder practicarlo y mejorarlo durante 3 meses es impagable. Agradezco a mis padres y a la universidad por esta gran oportunidad que aprovecharé al máximo."
 
 
 
 
“Desde primer año de universidad siempre tuve la ilusión de poder irme de intercambio durante mi carrera. Actualmente me encuentro en Lima realizando el intercambio de especialidades en la Universidad Peruana Cayetano Heredia y en el hospital del mismo nombre. Ha sido una experiencia maravillosa que me ha hecho crecer tanto en el ámbito profesional como personal. El interactuar con profesionales de varios países, tener la oportunidad de realizar múltiples procedimientos que usualmente no se realizan en pregrado, poder conocer una realidad social-cultural distinta a la que estoy acostumbrado y poder vivir nuevas y gratas experiencias han significado un aporte positivo en mi vida. Estoy agradecido con la universidad, con mi familia y amigos, que han sido un apoyo incondicional.”
 
 
 
 
Macarena Fontecilla y Francisco Chacón son alumni de la primera generación de Odontología UANDES trabajan juntos en la franquicia de la clínica odontológica Uno Salud Vitacura. “En el año 2013 empezamos con la franquicia de Uno Salud Vitacura, fuimos la clínica número seis en abrir -de las 50 que hay actualmente-, primero empezó Francisco y luego empecé a trabajar yo en el área administrativa. En la sede Vitacura trabajan en total 25 dentistas, muchos de ellos son de la Uandes. Hemos tenido la mejor experiencia con su desempeño profesional, ya que salen súper bien preparados, con buen criterio y mucha vocación”, explica Macarena.

“En todo emprendimiento hay que aprender a convivir constantemente con el peso de la responsabilidad de estar a cargo de un equipo de trabajo y de que la clínica funcione como los pacientes se merecen. Hay un desafío diario en muchos aspectos, porque hay que desenvolverse en áreas que requieren de otros conocimientos, como recursos humanos, finanzas, leyes, normas laborales y sanitarias, etc. Algunas cosas se aprenden a punta de porrazos y hay que estar capacitándose constantemente en diversas áreas”, comenta Francisco Chacón.

En cuanto a los proyectos futuros, el Dr. Chacón cuenta que en el ámbito clínico, quieren seguir de la mano de la tecnología, aplicando nuevos y mejores métodos para resolver casos de complejidad, resolviendo casos cada vez más complejos. Y desde el punto de vista administrativo quieren seguir perfeccionándose, para que este proyecto sea sustentable en el mayor plazo posible.