Baņos de lujo para eventos de lujo

Una necesidad personal fue el catalizador que Macarena Ovalle (ADS 06) tuvo para comenzar con su primer emprendimiento. “Se me ocurrió hacer mi matrimonio en un terreno vacío, solo tenía agua y unos árboles preciosos alrededor. Se instaló una carpa, un generador, pero lo de los baños fue un problema. La única opción era el baño químico”, recuerda. Para solucionarlo contó con la ayuda de una empresa constructora y logró habilitar un container como baño, con escusado de loza, lavamanos e iluminación. Sin embargo, el trabajo y el costo de instalarlo y retirarlo fue alto, por lo que nació la idea de “diseñar una solución de fácil instalación, pero manteniendo un alto estándar de calidad y diseño”. “Desde ese día estuve segura que era un negocio que podía tener éxito en Chile. Había una necesidad no cubierta, importante y muy requerida para la cantidad de eventos que cada vez están exigiendo mayores estándares de calidad”, asegura Macarena, creadora de Natural Bath.

Fue así como después de dos años de investigación y estudios, se dio inicio al proyecto de baños móviles de lujo para eventos. En 2009 se comenzó a construir el container de fibra de vidrio de 10 x 2,5 mts. que constituye Natural Bath. Es un carro de rápida instalación, dividido en un área de hombres y una de mujeres, y que sólo requiere de una conexión al agua potable (llave de jardín) y luz (un enchufe de 220 v) para hacer funcionar sus cinco escusados, tres urinarios y cinco lavatorios. La conexión al alcantarillado sólo es necesaria para eventos grandes y está capacitado para recibir entre 450 y 500 personas durante un evento. Con esta capacidad comenzó a funcionar la marcha blanca de la empresa en marzo de 2010. “Actualmente atendemos matrimonios, eventos de empresas, celebraciones familiares, aniversarios, eventos sociales, etc., siempre enfocado en entregar un servicio premium en donde los usuarios se sientan como en casa”, explica Macarena, asegurando que ya cuenta con un amplio reconocimiento de banqueteros, productoras de eventos y público en general.

Tal ha sido el éxito de Natural Bath, que ya tiene reservas hasta abril de 2012 y Macarena debió buscar un socio para poder seguir desarrollando su oferta. “No es fácil compatibilizar los tiempos. Es difícil decir soy empresaria hasta las 2:00 de la tarde y el resto del día me dedico a mi familia, pero con una buena organización y ayuda se pueden compatibilizar esos temas”, comenta. “El emprendimiento no se hace solo, sino que en equipos, que van desde la gente que trabaja conmigo hasta las personas que cuidan mis niños”, agrega quien actualmente trabaja junto a su socio y dos personas más, que son las encargadas de la operación y limpieza del carro. “Sacar adelante la empresa no ha sido fácil, sin embargo, estoy tranquila con los resultados, han sido buenos hasta ahora y espero que con el proyecto que hay para crecer sigamos teniendo aún mejores resultados”, asegura.

Con el negocio ya consolidado, Macarena ahora espera poder seguir creciendo, “ojalá con más de tres trailer para poder abastecer eventos grandes, como ferias o varios matrimonios en las fechas más demandadas, sobre todo el fin de año”.

¿Qué ha sido lo mejor y lo peor de crear tu propia empresa?

La realización personal, la posibilidad de poder dar trabajo a otras personas, el desafío y demostrarse a uno misma que es capaz de realizar cosas entretenidas a partir de ideas simples y manejar mis tiempos es lo que más me gusta, si bien esto es un “arma de doble filo”, ya que, como comentaba, es difícil decir trabajo hasta las dos de la tarde. Al ser tu empresa estás casi siempre, la mayor parte del día, conectada.

Con tu experiencia actual ¿hay algo que habrías hecho diferente?
Hasta ahora no hay nada que hubiera hecho diferente. Esta empresa ha tenido sus tiempos siempre compatibilizados con mi familia y hoy recién puedo imaginarme la empresa más grande, con más personas trabajando y delegando algunas responsabilidades.

¿Qué le recomendarías a otro posible emprendedor para que tenga un buen comienzo?
Al que tenga una idea y ganas de emprenderla, le recomendaría “tirarse a la piscina”. Si bien es duro, hay que ser constante y tener paciencia, ya que el crecimiento y los resultados siempre son lentos. Es lo más satisfactorio que se puede hacer. Para mí, lo más importante es poder dar trabajo a más gente. Nunca se me van a olvidar las personas que trabajaron conmigo atendiendo el baño la temporada pasada, me agradecieron ya que habían tenido las mejores vacaciones de su vida arrendando una casa en la playa. Después de eso, creo que mi emprendimiento ya valió la pena.


 
Teléfono: (56-2) 412 9000. San Carlos de Apoquindo 2200
Las Condes, Santiago, Chile / 2008 Copyright