Felipe Jara e Isabel Méndez, un matrimonio de alumniUANDES y emprendedores

Mayo 2012

 

Felipe Jara (ING 02) e Isabel Méndez (FIL 04) están casados y trabajan juntos en Betterlife, una empresa que crearon juntos y que,
en sus palabras, "importa y comercializa productos para una mejor vida".

 

Empezaron buscando una estufa y terminaron creando una empresa que el año pasado pasó de ofrecer su producto estrella, la estufa infrarroja Well, en tres locales del sector oriente de Santiago a todas las tiendas Jumbo, Easy y París del país (70). Este es el camino que Felipe Jara (ING 02) e Isabel Méndez (FIL 04), un matrimonio de alumniUANDES que el mes pasado celebró su sexto aniversario, han recorrido con su empresa, Betterlife.

"Nació por nuestro interés de contar con un sistema de calefacción que no contaminara, que fuera rico, que cubriera un buen espacio y que fuera conveniente en su rendimiento", explica Felipe, titulado de Ingeniería Civil. Fue así como él y su esposa apostaron por una empresa que importa y comercializa "productos funcionales para la casa que uno pueda disfrutar y decir 'Sí, mi casa y mi calidad de vida mejoraron con este tipo de producto'".

Su búsqueda los llevó a encontrar una estufa eléctrica en EE.UU. de tecnología infrarroja que se caracteriza por su amplia cobertura y bajo consumo. Tras un estudio de mercado de este producto en la competitiva economía norteamericana, dieron con un proveedor que hacía negocios ahí y en Europa, pero nunca había se aventurado con América del Sur. Compraron una para probarla y se dieron cuenta de que funcionaba "así de bien".

Coincidentemente, el proveedor iba a viajar a una feria en Brasil y decidió visitarlos acá en Chile (principios de invierno de 2010), quien finalmente vio una oportunidad de negocios y les dio la representación exclusiva.

Las estufas Well en un local Easy.

La demanda que han alcanzado las estufas Well se extendió hasta el verano. Incluso en febrero los pedidos continuaron llegando, por lo que crearon una lista de espera y "desde que llegaron las estufas, en la primera semana de marzo -cuenta Isabel-, empezamos a venderlas".

"De un año para otro presupuestamos multiplicar las ventas por 10 y facturar tres millones de dólares", añade Felipe.

El foco para este año son los saunas, otro producto funcional de tecnología infrarroja. "La gracia del calor infrarrojo es que calienta el cuerpo por radiación igual como lo hacer el Sol", explica Felipe. Y en el caso de estos sauna, "el calor penetra dos pulgadas bajo la piel" y funcionan entre 45° y 50°, mientras que uno tradicional lo hace a 80°. Luego vendrán otros productos, siempre en la línea de ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas, que es el leitmotiv de Betterlife.

Actualmente, cuentan con un local en Vitacura y para el próximo año esperan expandirse a regiones. ¿Uno de sus destinos? Concepción, y para 2013 ya están pensando en comercializar sus productos en otros países de América Latina.

"Es la pega en la que estoy ahora, que estoy full dedicado al negocio", agrega Felipe, quien, cuando partió Betterlife, le dedicaba las horas que le quedaban al final del día, tras su jornada laboral. Isabel, en tanto, también dejó de hacer clases de filosofía, "y el año pasado me empecé a dedicar full time a la empresa", recuerda.

"Compartimos lo que hacemos"
¿Y cómo ha sido trabajar juntos en su proyecto? "(Soy) súper cuadrado -reconoce Felipe-, viendo los negocios, los flujos, la plata. Y la 'Isa' como profesora tiene muy buena pedagogía y fue súper útil eso cuando tuvo que capacitar a las promotoras y a la gente que trabaja en el retail" para explicarles cómo funcionan las estufas. "En el negocio -añade- esta mezcla ha funcionado fantástico. Tiene que haber alguien que esté haciendo la pega de mediano y largo plazo y tiene que haber alguien que esté preocupado del día a día y los detalles, sobre todo cuando se trata de vender productos a público. La gente percibe mucho la preocupación por ese tipo de detalles y ella lo hace fantástico".

Para Isabel, "lo que estamos vendiendo nosotros no es la estufa propiamente tal, sino que es el concepto de mejorar la calidad de vida, y eso se evidencia tanto en el trato como en lo que el cliente elige".

Así, este proyecto pareciera ser más que una empresa. Según Felipe, la carrera profesional es "súper demandante en tiempo" y aunque el esfuerzo es retribuido, se puede resentir la vida de familia. "Ahora que nosotros estamos dedicados full al negocio tenemos mucho más tiempo para compartir como pareja, como matrimonio. Nos hemos visto beneficiados".

"Nos ha ayudado mucho a complementarnos, a ayudarnos, a aprender del otro", explica Isabel.



 
Teléfono: (56-2) 412 9000. San Carlos de Apoquindo 2200
Las Condes, Santiago, Chile / 2008 Copyright