Monseñor Javier Echevarría: “Hablemos con claridad y caridad”

Septiembre de 2013

 

En el encuentro realizado el miércoles 14 de agosto, a las 12.00 horas, en la explanada frente a la Clínica Universidad de los Andes; Monseñor Javier Echevarría invitó a todos los miembros de la comunidad universitaria a hacer de la UANDES un punto de servicio a la sociedad chilena y al mundo entero. Ante más de 2.000 personas -entre las que destacaron numerosos alumniUANDES- recordó que estamos llamados a santificarnos a través de nuestras diversas tareas y que en este Año de la Fe, sabiendo que somos instrumentos de Dios, debemos dar testimonio de ésta porque tenemos "la santa obligación de hacer apostolado".

Durante el encuentro, los asistentes tuvieron la oportunidad de hacerle preguntas al Prelado. Una de ellas fue formulada por Nicolás Figari (DER 98), presidente del directorio de alumniUANDES. “En el último tiempo se han intensificado las presiones de grupos sociales que quieren reemplazar los valores que fundan nuestra sociedad por unas propuestas que atentan contra el derecho a la vida, el matrimonio y la familia”, señaló el egresado. A lo cual, Monseñor Echevarría, máxima autoridad del Opus Dei en el mundo, respondió “defended a Chile con vuestra vida cristiana” porque las esencias cristianas permean la sociedad. Y sugirió reaccionar en primer lugar rezando: “Señor, que sepa comunicar, que sepa hablar en tu nombre, pon en mi conversación tus palabras, la necesidad de ayudar con mi vida y con mi ejemplo”.

En la línea de lo anterior, agregó “no os echéis para atrás”. “A veces esta cultura quiere quitar no sólo los valores, las virtudes…. ¿Quién de nosotros no está orgulloso de ser hijo de su padre y de su madre? ¡Eso lo quieren quitar! ¿Quién no está orgulloso de tener una vida? Y lo quieren quitar. O lo quieren quitar a otras personas”, explicó. Por lo tanto -dijo- “reaccionemos con generosidad y también con firmeza porque esas ideas no son de libertad sino un libertinaje que lleva a un asesinato o a un asesinato espiritual. Hablemos con claridad y caridad. Así recuperaremos los valores que hay en nuestra sociedad”.

Recordó, finalmente, que los niños que nacen no son sólo fruto del amor humano, sino “fruto fundamentalmente de la decisión de Dios de crear nuevas vidas humanas”.

Rosario Castillo (PER 08) y Magdalena Prieto (PED 01).

¿Por qué Nicolás Figari (DER 98) decidió hacerle una pregunta a Monseñor Echevarría? "Quería su consejo para enfrentar mejor el ejercicio profesional en el que he trabajado los últimos 10 años, que son las políticas públicas. Me gustó mucho la respuesta porque me dio una muy buena guía de cómo -desde el punto de vista espiritual-, tengo que defender los valores de la vida, la familia y el matrimonio. Me quedo con su llamado a defender la vida y la familia sin miedo y sin vergüenza en lo que uno cree, conscientes del beneficio que trae su protección y fortalecimiento para toda la sociedad", nos contó.

Nicolás Figari (DER 98) le hizo una de las preguntas a Monseñor Javier Echevarría.

Presbítero Juan Diego Ibáñez (DER 04), Presbítero Juan Manuel Varas (ICOM 97) y Presbítero Sebastián Urruticoechea.

Raimundo Villarino (PER 02), director ejecutivo de alumniUANDES y Asociación de Amigos; Alberto López-Hermida (PER 01), Magdalena Navajas (PER 02) y Cristina del Valle (PER 04).

Ximena Altuzarra (DER 98), Ángela Ferrada (PED 97), Antonella Bancalari y Pilar Cuevas (PED 98).

María Luisa Brahm (ENF 98) y Daniela Zerené (ENF 98).

OTROS PENSAMIENTOS DEL RECTOR HONORARIO:


Santidad: “Todos podemos y todos debemos ser santos”.


Apostolado: “Sois instrumentos de Dios no sólo para vivir la fe sino también para contagiarla. Todos tenéis la santa obligación de hacer apostolado”.


Virgen María: “Les pido que tengan mucha devoción a nuestra Madre. Prolonguen el Mes de María todo el año”.


Sufrimiento: “Es verdad que no podemos entender el porqué del sufrimiento, pero al mismo tiempo es la manifestación más clara del amor más perfecto…. El sufrimiento dignifica a la persona, haciéndonos que nos parezcamos más a Cristo. Porque bastaba una palabra suya, una gota de su sangre y hubiese redimido al mundo. Sin embargo, como decía San Josemaría, entregó hasta el último aliento de su vida, hasta la última gota de su sangre. No le quedaba ya nada más como hombre. Y todo lo entregó para que nosotros nos acercásemos a Dios. A ese Dios todo misericordia y todo amor”.


Rutina: “Cada una y cada uno somos instrumentos de Dios que tenemos que llevar sin rutina ese amor a través del trabajo ordinario”.


• Filiación divina:
"Todos somos hijos de Dios, incluso los que se equivocan".

Margarita Monckeberg (PER 02), Cecilia Claro (PER 97) y Cristóbal Benavides (PER 00).

 

María José Munita (FIL 05) y Catalina Williams (MED 05).

Carola Amenábar (PER 01) y Constanza Balart (PER 01).

María Luisa Araya (ICOM 96) y María Eugenia Gaete (ICOM 96).

 



 
Teléfono: (56-2) 412 9000. San Carlos de Apoquindo 2200
Las Condes, Santiago, Chile / 2008 Copyright