Capellán da inicio a la campaña "Colaboremos con nuestra Patrona"
Viernes 31 de julio de 2015



Las alcancías se ubicarán hasta octubre en cada una de las unidades académicas y de apoyo, así como en otros lugares del campus, para poder contar con una nueva imagen de la Virgen del Carmen en el mes de María de este año.

El capellán general de la Universidad de los Andes, Pbro. Sebastián Urruticoechea, dio inicio a la campaña “Colaboremos con nuestra Patrona” al bendecir las alcancías que se ubicarán en los más diversos lugares del campus. El objetivo es que la comunidad universitaria, gracias a sus propias donaciones, logre financiar una nueva imagen de la Virgen del Carmen, que tendrá un lugar privilegiado en el oratorio de Humanidades.

“Como todos saben, la Virgen del Carmen es la Patrona de Chile y su devoción está extendida de tal manera en nuestro país que, aunque parezca increíble, no sólo los católicos la cultivan. Esto se hizo sentir en la Universidad, ya que varias personas manifestaron a Capellanía Universitaria su extrañeza de que no contemos aún con una imagen suya…”, explica el capellán respecto de esta iniciativa.

Las alcancías se ubicarán hasta octubre en cada una de las unidades académicas y de apoyo, así como en otros lugares del campus, para poder contar con la nueva imagen en el mes de María de este año. La invitación es para que toda la comunidad universitaria se involucre en esta misión, incluyendo a profesores, administrativos, alumnos, auxiliares y todo aquel que desee compartir su devoción.

Breve historia de la Virgen del Carmen

El Carmelo era el monte donde numerosos profetas rindieron culto a Dios y donde, durante siglos, diferentes personas se retiraron a orar. A mediados del siglo XII, un grupo de devotos construyó ahí la primera iglesia dedicada a Santa María del Monte Carmelo, convirtiéndose en la cuna de la Orden de los Carmelitas. Su devoción permitió que naciera una nueva advocación: Nuestra Señora del Carmen.

El 16 de julio de 1251, la Virgen María se apareció ante San Simón Stock, Superior General de los Padres Carmelitas del convento de Cambridge, Inglaterra. Estaba vestida de carmelita y llevaba en su mano un hábito en miniatura, que le entregó diciendo: "Recibe hijo mío este Escapulario de tu orden, que será de hoy en adelante señal de mi confraternidad, privilegio para ti y para todos los que lo vistan. Quien muriese con él, no padecerá el fuego eterno. Es una señal de salvación, amparo en los peligros del cuerpo y del alma, alianza de paz y pacto sempiterno".

La Santísima Virgen del Carmen es invocada como Reina y Madre de Chile, Patrona y Generala Jurada de las Fuerzas Armadas y de Orden. Aunque desde muy antiguo ya existía la devoción por la Virgen del Carmen en Chile, especialmente en Concepción, la historia recuerda que los generales José de San Martín y Bernardo O'Higgins juraron fidelidad a la Virgen del Carmen como Patrona antes de los triunfos obtenidos en las batallas de Chacabuco y Maipú (1817). Como agradecimiento, O'Higgins "con sus propias manos", puso la primera piedra del que sería el Templo Votivo de Maipú, actualmente Santuario Nacional y Basílica del Carmen.

Más información en www.virgendelcarmen.cl.

Teléfono: (56-2) 412 9000. San Carlos de Apoquindo 2200
Las Condes, Santiago, Chile / 2008 Copyright