BiblioRuedas permite el préstamo de libros y revistas a pacientes hospitalizados

Viernes 13 de enero de 2017

 

Durante la permanencia en la clínica hay momentos gratos, como suele ocurrir en maternidad. Sin embargo, también se viven situaciones de tensión y difíciles humanamente.


Ante esto, la Biblioteca UANDES en conjunto con la Clínica Universidad de los Andes, quisieron contribuir a hacer más llevadera esa permanencia y enriquecer a los pacientes y familiares durante su estadía en el centro clínico, llevando a cabo de esa forma la creación de BiblioRuedas, un sistema de préstamo de libros de colecciones recreativas.


¿Cómo funciona? Voluntarios recorren diariamente los pasillos y habitaciones con un carro de libros, para prestarlos a quienes lo requieran. Este préstamo se podrá extender durante el período que los pacientes se encuentren hospitalizados. Además, si desean otro libro, pueden ingresar a www.uandes.cl/biblioteca, donde encontrará el ícono “BiblioRuedas”, con instrucciones para solicitar otros títulos.


“Sabemos que los avances tecnológicos nos dan otras opciones, pero nada reemplaza al libro físico, que sigue siendo el mejor vehículo para transportarnos a través del conocimiento, la fantasía y la imaginación a una mayor comprensión del hombre y del mundo, convirtiendo esos textos en medios de diálogo, de compañía y consuelo”, declaran desde la Biblioteca UANDES.

A su vez, Patricia Abumohor, directora técnica de la Dirección de Biblioteca, asegura que “el proyecto BiblioRuedas fortalece el trabajo en equipo entre unidades que conforman la comunidad UANDES y al mismo tiempo, permite la directa vinculación con el medio ofreciendo un servicio de préstamo de libros a la comunidad”.




Los beneficios de la lectura para los pacientes
El Dr. Claudio Fullerton, psiquiatra y coordinador del Servicio de Salud Mental de Clínica Universidad de los Andes, explica que la interrupción en la rutina y los procedimientos a los que se ve expuesto el paciente, favorecen la impaciencia, la angustia, la irritabilidad y el pesimismo, emociones negativas y dañinas en el proceso de recuperación.


“Las vivencias expuestas en los libros nos entregan sensación de libertad a pesar de la inmovilidad en la que nos encontramos. Nuestra imaginación puede viajar a los lugares más distantes de forma instantánea y la identificación con los personajes y situaciones a las que se enfrentan, hace posible descubrir nuevas formas de comprender y explicarnos la situación por la que atravesamos”, añade el especialista.


Por otra parte, el Dr. Gerardo Fasce, geriatra de la Clínica, agrega que en pacientes mayores de edad, el uso de la lectura ha demostrado ser beneficioso para la recuperación pues aporta estimulación cognitiva y sensorial. “Permite prevenir y reducir los tiempos de delirium, complicación habitual de las personas mayores hospitalizadas”, explica.


A su vez, el Dr. Fullerton, cuenta que “en varios países se ha instaurado la biblioterapia, en forma de programas organizados, en los que se seleccionan textos, se comparten con los pacientes y se registran los beneficios observados. Las experiencias, han sido especialmente positiva en niños”.


En este sentido señala que “el libro siempre está allí, podemos interrumpir la lectura en cualquier momento y retornar a ella fácilmente. Así, nos puede ayudar a mantener un espacio de intimidad en medio de la exposición que sentimos estando hospitalizados”.

Teléfono: (56-2) 412 9000. San Carlos de Apoquindo 2200
Las Condes, Santiago, Chile / 2008 Copyright