POSTÍTULO EN ORIENTACIÓN, FAMILIA Y EDUCACIÓN

Lía Bastián.
Profesora básica.


“La calidad de los profesores y los contenidos son excelentes, es fantástico todo lo que nos entregaron. Me abrió muchas expectativas y desafíos nuevos”.

 


Alex Caruz
Ingeniero ejecución industrial.

Educador.

“Me gustó mucho la manera en que el instituto aborda los temas relacionados a la familia y su papel tan importante, creo que es muy integral desde el aspecto más esencial de la persona hasta el rol que debe de cumplir como institución, de familia, en la sociedad. De la manera en que lo hace es muy enriquecedora, muy completa; la Universidad de los Andes se caracteriza por hacer las cosas bien y eso me motivó aún más a seguir y terminar este postítulo. Creo que es una gran oportunidad para cualquier profesional de enriquecerse como persona. Además que esto también sirve para uno en su matrimonio, en sus relaciones y en su trabajo. Yo me quedo muy satisfecho, y muy feliz también”.

Hernán Cornejo
Educador.

“Haber realizado este postítulo fue enriquecedor en todo ámbito, tanto profesional como humano. Soy profesor de lenguaje y orientador en el Instituto Regional Federico Errázuriz de Santa Cruz, de Colchagua, y las cuatro horas de viaje ni se sentían para llegar a clases, porque permiten reforzar las tareas de nuestro colegio con herramientas importantes, no sólo para el trabajo, sino que también para las personas y las familias. Los profesores comparten su sabiduría, son muy cercanos, didácticos y de bastante rigor científico; nos exigieron, pero de manera muy humana”.

Christian Cornejo
Ingeniero en alimentos.


“Es una muy buena experiencia personal y familiar, porque realza los valores y eleva el concepto de familia. Personalmente, nos significó redescubrirnos mutuamente con mi señora y mis hijos. Pero también es una herramienta profesional poderosa para llegar a los alumnos, especialmente cuando están en riesgo social. Como profesor de la Fundación Belén Educa, me ha permitido abordar la temática de las crisis familiares, empoderarme de su dolor y redescubrir a los padres como pareja y en su rol parental. Ha sido una experiencia muy enriquecedora, con profesores calificados profesional y humanamente, que dan una experiencia viva”.

Mireya Beltrán
Profesora.

“Fue una gran oportunidad, por lo que me siento bendecida por el hecho de que el colegio en donde trabajo, el liceo Cardenal Caro de Buin, me haya elegido para hacer este postítulo, porque me encontré con un grupo humano muy bueno y asertivo. Tuvimos muy buenos exponentes, profesores de gran singularidad y muy humanos. Por ser humanistas, vamos a los valores, a las familias, a los jóvenes para darles la oportunidad de la expresión, porque no se trata sólo de gramática y de lingüística, sino que se va más allá, a lo humano de la persona. Por eso quedé maravillada, contenta y agradecida de los maestros, que son de excelente nivel”