Memoria UANDES 2010

La academia es el corazón del trabajo universitario. La expresión más tangible de nuestra propuesta académica son las mallas curriculares de las distintas carreras que componen la oferta de la Universidad; por ello, una preocupación permanente es el análisis y evaluación del modelo académico y la consecuente propuesta curricular.

Hace dos años iniciamos un arduo trabajo de evaluación y planificación curricular. El objetivo era profundizar nuestro modelo académico, conforme a las enseñanzas de San Josemaría, inspirador de nuestra Universidad, y acoger las demandas de un profesional con un perfil más amplio, culto, y abierto a otras disciplinas. Lo había planteado también en numerosos discursos dirigidos a universitarios el Papa Benedicto XVI; se recoge en las conclusiones del estudio de la OCDE para la educación superior en Chile, y es un requerimiento frecuente de los empleadores de nuestro país.

Durante 2010 el trabajo realizado fue intenso. Nos planteamos grandes objetivos académicos. Los más relevantes tuvieron que ver con el diseño curricular de nuestra oferta académica. Se trataba de incorporar a todas las mallas curriculares asignaturas que contribuyeran al perfil profesional buscado, y valorarlas conforme al Sistema de Créditos Transferibles; lo cual nos desafió a medir el trabajo y dedicación del alumno en cada asignatura cursada.

Desde Rectoría se definieron los lineamientos generales, y se formuló una rigurosa metodología para abordar un proyecto complejo y que involucraba a toda la Universidad. Se conformaron equipos de trabajo multidisciplinares, convocándose a académicos y a profesionales de las unidades técnicas de apoyo, enriqueciendo así la mirada, y asegurando las condiciones para una implementación exitosa. Con satisfacción comprobamos el cumplimiento de todos los plazos fijados.

Hoy el resultado de ese trabajo se refleja en el currículum de cada una de nuestras carreras y programas académicos. Mirando las mallas curriculares que rigen a partir de la Admisión 2011, vemos que el modelo académico se ha visto fortalecido, además hemos profundizado en la impronta que la Universidad de los Andes quiere dejar en sus alumnos y futuros profesionales.

Agradecemos el alto grado de compromiso que mostró toda la comunidad universitaria frente a esta iniciativa. Sin la dedicación, profesionalismo y trabajo desplegado por todos, habría sido muy difícil sacar adelante un proyecto de tal magnitud.

 

¿Qué sucedió en la Universidad de los Andes en 2010? Pincha en cada imagen para ver el resumen de las actividades realizadas: