Alrededor de 50 alumnos participaron de las misiones UANDES en Paine

Viernes 11 de enero de 2013

El área de Acción Social de Vida Universitaria y el grupo coordinador de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) 2013 fueron los encargados de organizar las Misiones UANDES 2012. Con el apoyo del Obispo de San Bernardo, Juan Ignacio González, fueron alrededor de 50 alumnos de diferentes carreras quienes acudieron a la comuna de Paine para misionar y compartir con las familias antes de Navidad. Cada mañana, los jóvenes tomaban unos pequeños libros de apoyo espiritual, facilitados por el Obispo, y salían a recorrer las localidades de Villa las Américas y de Nuevo Horizonte, en donde las familias los estaban esperando para conversar sobre la fe, el bautizo y la misa dominical. En las tardes, se realizaban talleres con la comunidad, juegos con los niños y actividades de apoyo para los propios misioneros.

Los primeros en partir fueron los hombres
, quienes realizaron sus trabajos entre el 14 y el 19 de diciembre, a cargo del Padre Sebastián Urruticoechea. Ellos fueron los encargados de difundir el tema de la fe entre los interesados, mientras que en las tardes organizaron actividades recreativas y participaron de actividades de formación. Por ejemplo, tuvieron la visita del Obispo y participaron de una charla de la fundación IdeaPaís sobre liderazgo, la importancia de las buenas ideas y de influir positivamente en la sociedad.


Este seminario también fue dictado para el grupo de mujeres, que viajó entre el 19 y el 22 de diciembre, a cargo del Padre Juan Diego Ibáñez. Ellas tomaron el tema de la importancia de la misa dominical y del bautismo, ideas que relacionaban luego con los talleres que realizaban. Por ejemplo, el día que se reunieron con las mujeres del sector para aprender a hacer pan de pascua, se relacionaba este “alimento para el cuerpo” con la idea del “alimento para el alma” que es la Santa Misa; y el día del taller de primeros auxilios, se relacionó la idea de “cuidar el cuerpo” con el concepto de “cuidar el alma”. Otros talleres consistieron en hacer adornos de Navidad, pintar el pesebre y explicar el sentido de la Navidad, lo que terminó con una linda fiesta de fin de año. Además, se llevaron a cabo confesiones y bendiciones de casas, entre otras actividades.


Los jóvenes quedaron muy agradecidos con todo el apoyo que recibieron del párroco y de los sacerdotes de la Iglesia San Francisco de Villa las Américas de Paine, lugar en donde alojaron los misioneros. De hecho, entre las actividades que los organizadores ya están planeando para este año está la idea de ir a pintar la sede parroquial en marzo.