Alumnas de la Facultad de Educación cuentan su experiencia de intercambio en España y EE.UU.

Jueves 18 de enero de 2018

La alumna de Pedagogía Fernanda Valenzuela durante su intercambio en España.

La Universidad de los Andes mantiene convenios de intercambio con instituciones de educación superior de los cinco continentes.


Durante el segundo semestre del año pasado, un grupo de alumnas de la Facultad de Educación escogieron España y Estados Unidos como países de destino para vivir esta enriquecedora experiencia desde el punto de vista personal y profesional.


Tres alumnas de la Escuela de Pedagogía Básica cuentan por qué decidieron estudiar fuera de Chile y todo lo que aprendieron en estos intensos y desafiantes meses fuera de casa.


Fernanda Valenzuela: “Crecer, pensar, conocer, soñar”
“Escogí la Universidad de Navarra en España, porque tenía la exigencia que estaba buscando, y quería vivir en una ciudad universitaria pequeña. Francamente, hacer la pasantía en un colegio de allá es impagable. Aprendí muchísimas cosas, desde la metodología hasta la forma en que se relacionan con los alumnos y los profesores. Toda la experiencia es espectacular.


Cuando te vas de intercambio todo lo que vives es aprendizaje. Creo que la mejor forma de aprender es adaptarse a un ambiente diferente al que acostumbras, porque sacas lo mejor de ti.

 

Esta experiencia me hizo crecer, pensar, conocer, soñar y comprender lo importante que es lo que estudio. Logré reafirmar la relevancia de estar capacitándose constantemente como futuro docente y formador. Creo que es de las mejores decisiones que he tomado en mi vida”.


Leyla Salomon: “El mejor recuerdo son las personas”

Leyla Salomon junto a sus amigos de intercambio en Chicago, que queda a seis horas de Drake.

“Estuve un semestre en la Universidad de Drake en Estados Unidos y fue la mejor experiencia de mi vida. El mejor recuerdo que traigo a Chile son las personas que conocí.

 

Mis amigos de allá son lo más valioso que me pasó. Los conocí antes de entrar a clases y nunca nos separamos. Sé que van a seguir siendo parte de mi vida, aunque no estemos en el mismo país. Ya llevamos más de tres semanas separados y seguimos hablando.


Irse de intercambio es la mejor experiencia del mundo. En la Universidad de Drake los profesores son de primera y tuve los mejores ejemplos, mientras hice tres prácticas diferentes en tres colegios.

 

Me empujaron hasta sobrepasar mi zona de confort y fue lo mejor que me pudo pasar. Crecí mucho como persona y profesionalmente”.


Rosario González: “Cambió mi forma de ver muchas cosas”

Rosario González en el campus de la Universidad de Navarra, en Pamplona.

“Me fui a la Universidad de Navarra en Pamplona. La elegí por el prestigio que tiene y porque tenía muchas ganas de irme a Europa.

 

Lo mejor fue el conocer distintas costumbres y culturas. Pese a que España es similar a Chile en términos culturales, me encontré con diferencias enormes que me sorprendieron. Es una experiencia muy entretenida, en la que creces un montón. La Universidad facilita mucho el proceso y tuve la oportunidad de irme con la beca vocación de profesor.


El intercambio me sirvió para conocer nuevos enfoques de didáctica y distintos tipos de enseñanza, currículum y cultura Pedagógica. Me ayudó también a tener una visión más integral de mi carrera.


En lo personal, cambió mi forma de ver muchas cosas. Cuando estudias en otro país tienes que aprender a abrirte a los demás y a valorar las diferentes maneras de ver y hacer las cosas. Es un proceso que a veces no es tan fácil, pero que vale mucho la pena”.