Alumnos del ICF comienzan prácticas profesionales en el centro de mediación de la Municipalidad de Puente Alto

Lunes 26 de marzo de 2018

De izquierda a derecha, Romina Rodríguez, coordinadora y profesora de práctica; Carmina Gillmore, jefa de prácticas del programa de postgrado en mediación; y Pilar Nieto, profesora de práctica.

En marzo comenzó la octava versión de prácticas profesionales que el Instituto de Ciencias de la Familia (ICF) UANDES realiza en la Municipalidad de Puente Alto, específicamente en su centro de mediación “Puente Familia”.


Son 35 alumnos quienes en 2018 realizarán esta pasantía, que se dividirán en cinco grupos entre marzo de 2018 y enero de 2019, con una duración de tres meses. A cargo estará la profesora del ICF Carmina Gillmore, Máster en Familia y Mediación, y comunicadora estratégica en intervenciones sistémicas. Y junto a ella, el equipo se conforma de tres profesoras y dos ayudantes que articulan el proceso académico y training en el centro, en conjunto con la coordinadora de mediación de la municipalidad, Alejandra Norambuena, quien también es mediadora del ICF UANDES.

 

Cristián Arzola, encargado del Departamento Puente Familia; Victoria Hernández, mediadora; Alejandra Norambuena, coordinadora de la Unidad de Mediación del Puente Familia; y las mediadoras Eliana Ibarra y Graciela Infante.

En marzo se integró el primer grupo, que atenderá casos de mediación que ingresan a Puente Familia, en relación a pensión de alimentos, relación directa y regular, cuidado personal, y mediación relacional.


Profesionales de diversas áreas ingresan a los programas de perfeccionamiento del Instituto de Ciencias de la Familia, sobre todo aquellos que trabajan en contextos situacionales en que las relaciones positivas y colaborativas cobran gran relevancia. Abogados, asistentes sociales, ingenieros comerciales, periodistas, profesores, médicos y otros, son algunas de las profesiones que año a año realizan sus prácticas profesionales luego de haber terminado sus estudios en el ICF.

 

“Estos programas, específicamente los de mediación, comunicación y acuerdos dentro de núcleo familiar, cada vez se han ido expandiendo a profesionales que optan por profundizar en estos temas, debido a la importancia y transversalidad que implica trabajar con personas”, concluye Carmina Gillmore.