Centro Integral para el Envejecimiento Feliz UANDES presentó resultados de trabajo realizado en Puente Alto

Martes 29 de enero de 2019

En el marco de una reunión de cierre de año entre el Centro Integral para el Envejecimiento Feliz de la UANDES y el equipo de Adulto Mayor de la Municipalidad de Puente Alto, se presentaron los resultados finales del trabajo realizado durante 2018 por el equipo interdisciplinario de profesionales de la Municipalidad y académicos de la Universidad, para mejorar la capacidad funcional, cognitiva y la calidad de vida de las personas mayores de la comuna.

Durante 2018 se estudió a un grupo de 322 adultos mayores que acuden a los centros diurnos de la comuna, a quienes evaluaron en nueve dimensiones. De esta manera un equipo de médicos, enfermeras, kinesiólogos, odontólogos, fonoaudiólogos, nutricionistas, terapeutas ocupacionales, entre otros, junto a estudiantes de la Universidad y profesionales de la municipalidad, realizó una serie de encuestas y pruebas para conocer el estado funcional, cognitivo y de calidad de vida de 322 personas mayores independientes, de 60 años y más, vulnerables socialmente, independientes.

Entre los principales resultados se detectó que, respecto a sus hábitos alimenticios, los adultos mayores de Puente Alto en general se alimentan adecuadamente y, de acuerdo a sus capacidades, reconocen y leen las etiquetas nutritivas de los alimentos (76%). Si bien en ellos la obesidad y el sobrepeso es de 58), un 29,5% relata haber bajado de peso involuntariamente en los últimos seis meses y hay un 7,2% enflaquecido.

En otro punto, el 21,5% de los adultos mayores se encuentra trabajando, y de ellos el 93% se encuentra muy satisfecho y satisfecho. Cerca del 70% de las personas mayores independientes que asisten a los Centros Diurnos de Puente Alto viven solos, sin embargo, cuando se les presentan problemas el 88,8% tiene a quien recurrir, fundamentalmente a la familia. También destacan el buen sistema de transporte en la comuna, lo que les permite con cierta frecuencia salir de sus hogares.
Por otra parte, el 32,1% no comprende lo que les explica el médico o profesional de salud y el 69% de las personas mayores consume tres o más medicamentos. El 73% relató sentir dolor y 45,9% reportó caídas previas, las mujeres principalmente. Finalmente, el 37,3% de las personas mayores presenta síntomas de depresión y dentro de este grupo la mayoría son mujeres y personas mayores entre 60 y 74 años.

Durante el encuentro, se hizo mención al trabajo que realizará un grupo de 12 monitoras en salud oral, quienes fueron capacitadas por el Dr. Jorge Biotti, odontólogo y académico de la Facultad de Odontología de la universidad, para transmitir consejos de salud bucal entre sus pares. También se destacó el trabajo realizado en Fonoaudiología, específicamente en el área de deglución. La fonoaudióloga y directora de Escuela de Fonoaudiología, Casandra Araya, junto a un equipo de docentes, capacitó a los adultos mayores respecto a cómo alimentarse, las porciones y consistencia de alimentos, y velocidad al comer, ya que al toser las personas pueden expulsar residuos, pero no siempre esto es así porque los adultos mayores pierden fuerza y los restos de comida se van a la vía aérea, lo que deriva en neumonitis aspirativa.

“Los principales problemas encontrados se deben a la pérdida de la fuerza muscular, a trastornos del equilibrio y la marcha, explicados fundamentalmente por el sedentarismo. Tenemos muchas expectativas en que mejoraremos la capacidad funcional y la calidad de vida de los adultos mayores”, expresó la directora del Centro, Dra. María Teresa Valenzuela.

Finalmente, se hizo mención al Manual que se editará para plasmar los métodos utilizados por los académicos en cada una de las intervenciones realizadas.