Destacados especialistas estadounidenses expusieron sobre los desafíos de educar a estudiantes talentosos

Martes 16 de agosto de 2016

 

La investigación de Thomas Hébert se enfoca en el desarrollo socioemocional, bajo rendimiento, diversidad cultural y dificultades que enfrentan los jóvenes talentosos. Tiene más de 100 publicaciones en el área.

Para conocer experiencias nacionales e internacionales y propuestas para mejorar la educación de escolares talentosos, el Centro de Investigación en Educación UANDES organizó el seminario internacional “¿Cómo son las experiencias de los estudiantes con talento en el aula?”.


Además de académicos de la Facultad de Educación y de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, expusieron los destacados especialistas estadounidenses Thomas Hébert y Megan Foley-Nicpon ante alumnos y académicos de diversas casas de estudio.


Violeta Arancibia, asesora de la Facultad y una de las fundadoras del programa de talentos Penta UC, abrió la actividad con la exposición “Desafíos para el sistema escolar en la atención a estudiantes con alta capacidad”. En su intervención, compartió varios testimonios de alumnos que, sobre todo, pedían atención y comprensión de sus profesores para poder desarrollarse.


A continuación, María Paz Gómez, la investigadora que organizó el encuentro, expuso los resultados de su proyecto Fondecyt “Caracterización de las Experiencias y Vivencias de Estudiantes con Alta Capacidad en Aulas Regulares: Un Estudio Exploratorio”.


Mencionó, por ejemplo, qué factores favorecen u obstaculizan sus experiencias en el aula, en cuanto a la relación con el profesor, el clima de aula, la enseñanza y aprendizaje. Una de sus conclusiones es que los alumnos talentosos valoran los desafíos permanentes y a los docentes comprometidos con su rol de educador.

 

Los intereses clínicos y de investigación de la Dra. Foley-Nicpon incluyen evaluación e intervención con estudiantes doblemente excepcionales, particularmente estudiantes talentosos con Trastorno del Espectro Autista (TEA), Trastorno por Déficit de Atención (TDAH) y aquellos con dificultades emocionales y de aprendizaje.


Experiencias en Estados Unidos

Los dos invitados internacionales compartieron algunas de las estrategias que se aplican en Estados Unidos para potenciar el desarrollo de estudiantes talentosos.


Hébert, profesor de Psicología Educacional de la Universidad de South Carolina y ex– colaborador de la National Association for Gift¬ed Children (NAGC), habló de cómo apoyar el desarrollo emocional de los estudiantes con alta capacidad (lea aquí una completa entrevista al experto, publicada en El Mercurio).

Basándose en su libro Understanding the Social and Emotional Lives of Gifted Students, señaló la importancia de detectar las cualidades de los niños talentosos, ayudarlos a entender que poseen capacidades mayores y, por supuesto, crear espacios para potenciar dichas características.


Si bien se refirió a diferentes tipos de “sensibilidades aumentadas” —presentes en niños con altas capacidades— sobre todo resaltó las cualidades emocionales, como las desarrolladas por líderes mundiales como Sor Teresa de Calcuta o Martin Luther King. Y como una forma de potenciarlas, recomendó el incentivarlos a crear y participar en proyectos de acción social.


En tanto, Foley-Nicpon, profesora de Psicología y directora asociada de investigación y clínica en el Centro Belin-Blank para la Educación y Desarrollo del Talento en la Universidad de Iowa, habló sobre qué potencia el talento y presentó el megamodelo de desarrollo de talento que impulsa el centro que integra.


Mencionó, por ejemplo, que las habilidades importan, que hay vías de desarrollo variables, que se debe proveer de oportunidades, que los factores psicosociales son determinantes en el desarrollo de talento, y que la educación de talentos debe apuntar a desarrollar la eminencia.


También sostuvo que existe evidencia que demuestra que los niños talentosos educados en grupos separados tienen mejor rendimiento, y que existen mecanismos de aceleración de aprendizajes que son efectivos, como la admisión temprana a kínder o adelantamiento de cursos.


El seminario terminó con el testimonio de una estudiante talentosa de primero medio del Liceo Carmela Carvajal y con la ponencia “¿Es la alta capacidad un factor de resiliencia?: Particularidades del acompañamiento psicológico con estudiantes con altas capacidades desde situaciones vinculadas al contexto escolar”, de Paulina Oneto, coordinadora del Área Socioemocional del Programa Beta PUCV.