Diferentes miradas sobre la eutanasia se abordaron en coloquio de Enfermería

Miércoles 12 de septiembre de 2018

Con el objetivo de reflexionar sobre el debate actual que existe, la Facultad de Enfermería y Obstetricia de la Universidad de los Andes realizó el Coloquio “Conversemos sobre Eutanasia”.


El encuentro contó con la participación de María José Munita, filósofa y docente de Antropología del Centro de Estudios Generales de la UANDES; Mauricio Toro, médico internista y profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Desarrollo, y Ximena Farfán, enfermera matrona y académica de la Facultad de Enfermería y Obstetricia de nuestra casa de estudios, quienes abordaron el tema desde la mirada filosófica y médica.


María José Munita explicó que la eutanasia se presenta como un derecho que viene de la autonomía de la persona y que ese concepto trae contradicciones, porque detrás de él está el individualismo (depender de uno mismo) y el subjetivismo (sujeto encerrado en sí mismo). “El ser humano es un ser para la relación. No podríamos desarrollarnos solos, por lo que cuesta que sea válido argumentar a través de la autonomía del ser humano”, aclaró.


El Dr. Mauricio Toro se refirió al concepto mismo y entregó algunas experiencias de eutanasia y de suicidio asistido en los países donde se ha aprobado. “La solicitan principalmente paciente oncológicos, cerca del 70%, seguido de enfermedades neurológicas, entre el 8% y 10%, en especial pacientes con ELA. La pérdida de autonomía y la incapacidad de realizar actividades que permitan disfrutar de la vida sería lo que influiría en la elección”.


Sobre la relación médico–paciente, explicó que la eutanasia socava la confianza que debe existir en este vínculo, del cual forma parte esencial el convencimiento de que el profesional no abandonará nunca a su enfermo y que no le infligirá ningún daño deliberado. “Con la eutanasia, el paciente no sabe en qué momento el médico perderá el interés o directamente buscará ‘terminar con el problema’”, dijo.
Finalmente, Ximena Farfán abordó los cuidados paliativos como respuesta a la eutanasia. Manifestó que ellos abordan las diferentes fases del dolor, el emocional, social y físico, y que, por lo tanto, se deben integrar a nivel central.


“Nuestro desafío como academia es formar a profesionales que sean capaces de entregar este tipo de cuidados. En Chile deben existir este tipo de unidades en todos los servicios de salud”, concluyó.