Doctor en Filosofía y Economía Patricio Fernández se incorpora al Instituto de Filosofía
Miércoles 9 de abril de 2014



Patricio Fernández, profesor del Instituto de Filosofía y doctor en Filosofía y Economía por la Universidad de Harvard.

A contar de este año, el profesor Patricio Fernández se integra al Instituto de Filosofía para dictar el curso de Historia de la Filosofía Moderna. El docente vuelve a la unidad académica que conoció muy joven.

Cuando era alumno de cuarto medio del Colegio Verbo Divino, participó —y ganó— un concurso de ensayo filosófico, organizado por la UANDES. “Ahí conocí a profesores como Jorge Peña y Joaquín García Huidobro. Más tarde, cuando ya estaba estudiando Ingeniería Comercial, me invitaron a tomar algunos cursos. Elegí hacer clases en esta Universidad porque aquí se le da mucha importancia a la Filosofía, por el proyecto de la UANDES”.

Fernández es un economista atípico. Siempre ha mantenido un gran interés por la Filosofía. Ello lo llevó a estudiar un Magíster de esa especialidad en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, y, posteriormente, a ser el único alumno de la Universidad de Harvard en obtener un doctorado en Filosofía y Economía.

“En 2003 me fui a estudiar Economía a Estados Unidos. Al tercer año me di cuenta que extrañaba la Filosofía y comencé a tomar cursos mientras escribía mi tesis de Economía. Finalmente, decidí que no quería hacer Economía por el resto de mi vida sin Filosofía, y postulé al doctorado en esa área. El problema es que Harvard no le da dos doctorados a la misma persona. Después de mucha discusión me aceptaron crear un grado conjunto de doctorado en Filosofía y Economía. Existe la figura del grado conjunto, pero nadie había combinado las dos áreas”.

¿Cómo se conjugan estos mundos, tan diferentes en apariencia?

Los primeros economistas eran todos filósofos, y la economía era concebida como una rama de la filosofía moral. Por ciertas razones históricas y debido al desarrollo de las ciencias, la economía se independizó y se convirtió en algo mucho más matemático y formal, con aspiraciones de exactitud en el modelo de las ciencias naturales y eso hizo que se desligara, al menos en lo explícito, de su conexión con la Filosofía.

¿La aproximación a la Economía desde la Filosofía es una inquietud aún escasa o ya es una tendencia más extendida en los ámbitos académicos?

La mayoría de los economistas no están reflexionando de manera filosófica. Los filósofos podemos diagnosticar problemas, ya sean de contenido, metodológicos o incluso éticos, y ojalá algún día los economistas puedan reflexionar desde esta perspectiva, quizás ayudados por los filósofos. Ahora bien, hay ciertos fenómenos locales que invitan a reflexionar la Economía desde otros puntos de vista, como la crisis económica de 2008. El hecho de que nadie habría podido predecir la catástrofe ha llevado, precisamente, a cuestionar el estatuto científico de lo que se estaba haciendo. Llevo poco tiempo de vuelta en Chile, pero he podido ver que hay ciertos cambios aquí, ciertas reflexiones sobre el modelo económico.