Egresados colaboran en proyectos de acción social UANDES

Martes 5 de diciembre de 2017

Algunos voluntarios con los adultos mayores de la fundación “Alimentando una sonrisa”, de la cual es cofundadora Alejandra Rojas (ENF 97).

A través de Vida Universitaria, los alumnos UANDES desarrollan una serie de proyectos sociales con el fin de generar un valor agregado a la sociedad. El área busca contribuir a la formación de estudiantes integrales, comprometidos con el mundo en el que viven, con afán de servicio, proactivos e innovadores, que busquen a través de estas instancias, satisfacer y mejorar las necesidades materiales y espirituales de las personas, formando un sentido social y solidario.

A estas iniciativas se han sumado egresados de distintas carreras, que han querido contribuir a este interés común de servir a los demás. Catalina Acuña (PED HIST 07), Alfredo Noguera (ODO 11), Laura Cruz (ODO 13), Alejandra Rojas (ENF 97), Guillermo Piedrabuena (DER 14) y Álvaro Echeverri (DER 14) participan activamente en distintos proyectos en los que aportan tanto con un espíritu de servicio como con el conocimiento profesional desde sus diversos rubros.

Catalina Acuña (PED HIST 17) participa del proyecto PREUANDES, un preuniversitario social dirigido a estudiantes de colegios municipales y particulares subvencionados, para preparar a quienes no pueden pagar un preuniversitario convencional. “Escogí este proyecto por la experiencia ya que es algo que complementa mi carrera y me podía dar más herramientas como profesora”, explica Catalina, quien participa desde marzo de 2017 en esta iniciativa, preparando la PSU de Historia. Actualmente asisten aproximadamente 100 alumnos de diversos liceos, escuelas y colegios, pertenecientes a 23 comunas de la Región Metropolitana.

Por su parte, los odontólogos UANDES Alfredo Noguera (ODO 11) y Laura Cruz (ODO 13) participan de SOFI: Salud Oral Familiar Integral, un proyecto que nació en 2010 y que busca que los alumnos de Odontología atiendan a grupos familiares que presentan dificultades para acceder a la atención odontológica. A su vez, los voluntarios de este proyecto complementan su labor con talleres de aprendizaje y charlas motivacionales de prevención y promoción en salud. Durante estos siete años han atendido en diferentes CESFAM y programas municipales, y actualmente trabajan en un módulo dental JUNAEB, en el Liceo Simón Bolívar de La Pintana.

Alimentando una sonrisa es el nombre del proyecto social que luego se convirtió en fundación sin fines de lucro. Alejandra Rojas (ENF 97) es la cofundadora de esta iniciativa que surgió en 2009 y que tiene tres líneas de acción: “Programa Calle” que apoya a personas que asisten a comedores sociales y que se encuentren en situación de abandono y/o calle; “Programa Adultos Mayores” y “Programa Familia”, que se desarrollan en Santiago y Viña del Mar, para fortalecer los vínculos de familias de escasos recursos.

“La historia de la fundación en estos ocho años ha sido diversa. Hemos ido a ayudar a comedores sociales en Peñalolén y Concón; tenemos siete proyectos en Santiago; continuamos con el primero de La Bandera destinado a gente en situación de calle; cinco dirigidos a beneficiarios adultos mayores en un comedor parroquial de Lo Hermida, dos hogares de CONAPRAN, dos condominios en La Reina y un proyecto de rondas de salud mensuales con voluntarios de distintas carreras en Lo Hermida”, cuenta Alejandra, quien agrega que también desarrollan la estimulación cognitiva, física y motora, talleres de memoria y actividades recreativas, entre otros eventos.


“Alimentando una sonrisa ha sido un camino para ayudar a mejorar la calidad de vida de los adultos mayores y formar universitarios y profesionales con sensibilidad social, que respetan y defienden la vida y la dignidad de las personas”, señala la enfermera UANDES sobre los valores que ganan los voluntarios en trabajo en equipo, compromiso, solidaridad y responsabilidad. “He podido a su vez desarrollar una veta más social de la Enfermería y de mi formación en Gerontología Social, pudiendo aportar muchos de los conocimientos ligados a mi profesión”, dice.

 

El abogado UANDES Guillermo Piedrabuena (DER 14) realiza talleres en torno a la tecnología en La Pintana y Huechuraba.

Guillermo Piedrabuena (DER 14) creó el proyecto Origina, que realiza cursos de robótica a estudiantes de enseñanza básica y media, junto con otros eventos en relación a este tema, con el fin de insertar el área en la comunidad. “Nace en La Pintana a partir de la realidad de que hay personas que tienen el conocimiento y las capacidades para el desarrollo creativo en torno a la tecnología, pero no encuentra un lugar ni financiamiento para aplicarlos”, explica Guillermo.


Junto con Álvaro Echeverri (DER 14) y tres alumnos de pregrado, son cerca de 30 personas que trabajan en este proyecto que surgió a principios de este año. “Buscamos que la corporación pueda apoyar financiera y jurídicamente”, explica Guillermo, y agrega que por el momento han trabajado con municipalidades de La Pintana y Huechuraba, a quienes les otorgan charlas y cursos de robótica. También se encuentran en conversaciones con Puente Alto, y a mediano plazo buscan ser una especie de instituto de invención.


Quienes se quieran inscribir para participar en alguno de estos proyectos, pueden escribir a Camila Cortés, coordinadora de Desarrollo Profesional de alumniUANDES, a ccortes@miuandes.cl. El plazo es hasta el 31 de diciembre de 2017, con comienzo en 2018.