Facultad de Comunicación realiza estudio eye-tracking junto a investigadores de la Universidad de Texas Tech

Martes 19 de diciembre  de 2017


El estudio eye-tracking se basa en la tecnología de seguimiento ocular y es utilizado por varias industrias, entre ellas, la de comunicación. Su aplicación en sitios web ha resultado ser muy interesante, por ejemplo, porque permite optimizar periódicamente el contenido de acuerdo a las preferencias de los usuarios.


Continuando con el desarrollo de investigaciones con académicos internacionales, el decano y el vicedecano de la Facultad de Comunicación, Juan Ignacio Brito y Cristóbal Benavides, están aplicando este estudio en un importante medio de comunicación nacional, junto a dos destacados profesores de la Texas Tech University (Estados Unidos).


Se trata de Kent Wilkinson, director del Harris Institute for Hispanic and International Communication, y Glenn Cummins, profesor y decano asociado del Center for Communication Research, quienes recientemente visitaron la Universidad de los Andes.


“El objetivo de este estudio es conocer los comportamientos de los usuarios en la web, no desde el punto de vista comercial, sino sobre su experiencia con el contenido”, explica Benavides.


Mediante el uso de un eyetracker se analizaron los movimientos oculares de 30 personas mientras navegaban por el medio digital. Luego, se les mostró su comportamiento y se les pidió narrar por qué tuvieron esas preferencias (interpretadas por los puntos en los que fijaron sus ojos).


A este proceso se sumaron entrevistas personalizadas, respuestas que están siendo analizadas en conjunto con los otros datos. Los resultados serán expuestos en un paper académica y se redactará un informe de asesoría para el medio de comunicación estudiado.


“Lo que se buscamos con estos estudios es dar servicio a la industria para que puedan entregar mejores contenidos a su audiencia”, agrega el vicedecano. 


Respecto a la experiencia de investigación con académicos internacionales, Benavides destaca que “tener proyectos con universidades de primera línea en Estados Unidos también es un aporte a la internacionalización de la Facultad de Comunicación”.