¡Hollywood se tomó la UANDES!

Jueves 06 de diciembre de 2012



“Yo estudié en NYU y creo que el Máster en Guion y Desarrollo Audiovisual de la Universidad de los Andes está en esa liga”, comentó el director, productor y actor de cine Eli Roth mientras filmaba algunas escenas de su nueva película en la UANDES. Sí, en la UANDES. Durante todo un día se movieron actores, productores, extras, cámaras, reflectores y asistentes alrededor de la Biblioteca de la Universidad, para filmar algunas escenas de la película The Green Inferno, una producción "chileno-hollywoodense", que generó gran curiosidad entre los alumnos, profesores y administrativos que pasaban por ahí.

En forma bastante excepcional, la Universidad decidió facilitar parte de su infraestructura para filmaciones externas ¿Por qué? Porque el guion de la cinta fue co-escrito por el alumniUANDES del MGDA Guillermo Amoedo; la protagonista, Lorenza Izzo, fue estudiante de Periodismo en su Facultad de Comunicación; y Miguel Asensio, uno de los socios de la productora chilena de la película, es profesor del Máster en Guion. “Fue una extraña y loca coincidencia”, comentó Eli Roth al respecto. “La primera parte de la película transcurre en Nueva York, por lo que necesitábamos una sala de clases que se pareciera a la Universidad de Columbia”, explicó Roth acerca de la elección de la UANDES, lugar en el que finalmente filmaron cuatro escenas: junto a la Pérgola, en los pasillos de Biblioteca y en un auditorio, aprovechando el poco movimiento que hay a estas alturas del año.

Los actores chilenos Ariel Levy e Ignacia Allamand también formaron parte de la filmación en UANDES.

“Toda la gente de la Universidad ha sido maravillosa y muy acogedora con el equipo”, destacó el director. “Sé que mi estilo de películas (de terror) no va precisamente con la línea de una universidad, pero todos nos han tratado muy bien”, agregó entre risas el director de la saga Hostel y co-protagonista de Bastardos sin Gloria junto a Brad Pitt. Sobre la infraestructura, planteó que la UANDES “ofrece un gran ambiente para desarrollar la creatividad”. “Volvería a filmar aquí sin pensarlo dos veces”, aseguró respecto a la experiencia de este día de filmaciones, que llenó a Biblioteca de todo tipo de acentos internacionales y colores de piel. “La primera parte de la película debe sentirse muy segura, protegida, estable, limpia, tranquila”, adelantó el director respecto a las escenas filmadas en UANDES, que se contraponen a la trama central de este thriller que transcurre en la selva Peruana.

Esta es la segunda vez que Roth trabaja junto al egresado del MGDA Guillermo Amoedo, a la actriz Lorenza Izzo, quien cursó dos años de Periodismo en la UANDES, y a la productora chilena Sobras (Qué pena tu vida, Promedio rojo), sociedad entre Nicolás López y Miguel Asensio, quien hace clases en el MGDA. La primera experiencia fue Aftershock, filme basado en el terremoto de 2010 y que fue realizada bajo el mismo concepto de The Green Inferno: grabar en Chile, pero para un público norteamericano e internacional. “Guillermo es un gran colaborador, dice las cosas como son, muy inteligente y se mueve a la velocidad de la luz”, aseguró Roth, consciente de la relevancia de contar con guionistas que hayan realizado estudios serios.

 

La importancia del guion

El Director del MGDA, Vincenzo Gratteri, junto a quien fuera su alumno: Guillermo Amoedo, co-guionista de la película.

“En Estados Unidos la gente quiere aprender a escribir guiones de la noche a la mañana, pero eso no es posible, se necesitan años para escribir y escribir y escribir y practicar una y otra vez… Encontrar tu voz, tu gusto, toma tiempo y debes darte cuenta de lo complejo que es escribir un guion. Y por eso debes hacerlo en la Universidad, que es un lugar seguro, donde puedes cometer errores sin dañar tu carrera”, asegura Roth. Por eso considera que el MGDA UANDES es una excelente alternativa. “Si alguien en América Latina está seriamente interesado en dedicarse a escribir guiones debe venir a estudiar acá”, planteó convencido de la alta calidad del programa MGDA, de la Facultad de Comunicación y de la Universidad de los Andes. “Tienes que ser inteligente para entrar acá”, planteó seriamente quien ya está en conversaciones para participar de alguna charla en el MGDA junto a Guillermo Amoedo.

Para Guillermo también ha sido una excelente experiencia trabajar junto a Eli Roth, con quien comparte una visión similar sobre el trabajo dinámico y la relevancia del guion. “Teníamos la misma idea sobre esta película que, más allá de las escenas de terror, tiene un trasfondo, tiene críticas, ironías y personajes con facetas que van apareciendo bajo presión y en las que el espectador va descubriendo su verdadera personalidad”, explica Amoedo. Asimismo, los dos guionistas se preocuparon de que todos los personajes fueran interesantes, de modo que su “muerte” generara una reacción en el espectador. “Me gusta el thriller, el suspenso, pero no tanto el género de terror como a Eli”, comentó Amoedo, “y esta película va más por la línea de la aventura que del terror”.

 

Los alumniUANDES involucrados en el proyecto

Guillermo Amoedo, egresado de Comunicaciones de la Universidad de Montevideo, Uruguay, fue becado para la primera generación del Máster en Guion y Desarrollo Audiovisual UANDES, desde donde salió directo a trabajar como guionista en Chile. Primero para la televisión y luego en proyectos de cine. Actualmente trabaja con la productora Sobras, con la que está desarrollando una película propia, como guionista y director, para el próximo año: el thriller “El Extranjero”. Ha sido a través de esta empresa de López y Asensio por la que ha participado de los proyectos chileno-hollywoodenses Aftershock y The Green Inferno. Amoedo escribe el guion en español, que luego es llevado al inglés por un traductor. “Igual se necesitan las dos versiones, porque aunque se actúe en inglés, en estas producciones se trabaja con un equipo de habla hispana”, aclara.


Para Lorenza Izzo lo más extraño de esta película es haber llegado a la que fuera su Universidad para interpretar, precisamente, el papel de una alumna.

Este “spanglish” no ha sido problema para Lorenza Izzo, quien de niña vivió en Estados Unidos, para volver a Chile durante su juventud. “Desde los ocho años que quería ser actriz, pero también me di cuenta de que me encantaba el Periodismo”, explica sobre sus dos pasiones. Por eso al salir del colegio se fue a estudiar teatro a Nueva York por un año y luego regresó al país para matricularse en la Facultad de Comunicación de la Universidad de los Andes. “Venía a la Universidad y también iba a castings”, recuerda. “El primer año funcionó bien, pude hacer las dos cosas, gracias a todo el apoyo que me dieron en la Universidad, pero ya para el segundo año se hizo difícil y me eché algunos ramos”, reconoce quien ya había sido seleccionada para actuar en Qué pena tu boda.

Entonces vino la oportunidad de Aftershock y decidió dedicarse definitivamente a la actuación. “Si quiero volver a Periodismo siempre puedo volver a la UANDES”, explica convencida respecto a la decisión que ahora la tiene como protagonista de The Green Inferno, pero que no le ha quitado su gusto por el periodismo. “Los dos años de Periodismo me han ayudado mucho con el tema de la actuación, aunque la gente no lo crea, para presentarme a los castings o saber enfrentar las entrevistas”, asegura quien siempre fue buena estudiante. “Yo la tuve de alumna cuando llegué a la Facultad de Comunicación y era una persona muy creativa, inteligente y responsable”, recuerda el actual Director del Máster en Guion y Desarrollo Audiovisual, Vincenzo Gratteri.

Por eso para Lorenza lo más bizarro de esta película no se relaciona con las escenas de terror, sino que con haber llegado a la que fuera su Universidad para interpretar, precisamente, el papel de una alumna, en los mismos pasillos y salas en las que ella estudió. “Es muy extraño, pero increíble”, exclama la joven de 22 años. “Me he encontrado con mis compañeros ¡que ahora están dando examen de Taller de Medios!”. Y aunque reconoce que por el momento prefiere estar actuando, no descarta retomar el Periodismo algún día, consciente de todo el apoyo que recibió de la Universidad y de la Facultad durante sus dos años de estudios en la UANDES.

A pesar del intenso trabajo, Eli Roth se dio el tiempo de fotografiarse con los asombrados alumnos UANDES.