Investigadora del Laboratorio de Biología de la Reproducción se adjudicó proyecto Fondecyt de Iniciación

Jueves 6 de diciembre de 2018

La investigadora del Laboratorio de Biología de la Reproducción, del Centro de Investigación Biomédica UANDES, Lara Monteiro PhD, se adjudicó un proyecto Fondecyt de Iniciación, mediante el cual investigará biomarcadores presentes en el origen de la preeclampsia, una patología frecuente en el embarazo que se caracteriza por la presencia de hipertensión arterial y proteinuria después de las 20 semanas de gestación.


El proyecto titulado “The role of FOXM1 in early preeclampsia-related events” tendrá una duración de tres años y el monto total asignado fue de $102.799.000.

La investigadora, quien es bióloga y PhD. del Imperial College London, explica que la causa de la preeclampsia no está completamente dilucidada, pero es consensual que en su origen existe un desarrollo anormal de las células del trofoblasto que originan la placenta. En estudios preliminares ha observado que “uno de los elementos que cambia en las placentas de término de mujeres con preeclampsia, en comparación con placentas de mujeres que tuvieran un embazo normal, es el factor de transcripción FOXM1”, detalla Lara Monteiro.

 

Por esta razón el proyecto Fondecyt propone establecer el papel preciso de FOXM1 durante etapas tempranas del embarazo y en la fisiopatología de la preeclampsia.


“En una primera instancia pretendemos demostrar que FOXM1 participa en eventos asociados con la implantación y placentación: angiogénesis e invasión, los cuales se han probado estar comprometidos en preeclampsia. Además, para definir los mecanismos moleculares por los cuales FOXM1 está involucrado en la implantación/placentación anormal y, por lo tanto, en la etiopatologenia de la preeclampsia, evaluaremos dos potenciales blancos de FOXM1: VEGF y MMP2, que están involucrados en angiogénesis y metástasis, respectivamente, en células del trofoblasto. Finalmente, para demostrar que esta proteína es un elemento fundamental en la etiopatogenia de preeclampsia, inhibiremos FOXM1 directamente en placentas en desarrollo en ratones preñadas (3,5 días de gestación), a través técnicas de manipulación genética, y evaluaremos los síntomas (proteinuria y presión arterial) que la ausencia de FOXM1 producirá en estos animales”, explicó Lara Monteiro.


Si el modelo del estudio funciona, se estaría frente a un biomarcador precoz en el embarazo relacionado directamente con la causa de la preeclampsia y no con sus consecuencias, lo que mejoraría las posibilidades de predicción de la patología y ampliaría las alternativas terapéuticas.