La UANDES cumple 15 años entregando salud a la comunidad
Lunes 7 de julio de 2014
 
 

Junio de 2014 ha sido un mes de consolidación para el área de la salud en la Universidad de los Andes, la primera casa de estudios no tradicional en dictar la carrera de Medicina, desde 1991.

 

Por un lado, la Clínica Universidad de los Andes cumplió un mes de funcionamiento como centro docente-asistencial, con el objetivo de potenciar el trabajo de investigación interdisciplinario de sus carreras de la salud y contribuir al conocimiento científico, a la innovación y al desarrollo de técnicas de diagnóstico y tratamiento.

 

Por otro, el Centro de Salud Universidad de los Andes en San Bernardo cumplió 15 años de funcionamiento como el primer campo clínico propio de esta casa de estudios.

 
 

¿Qué es el Centro de Salud San Bernardo (CESA)?

 

El Centro de Salud de la Universidad de los Andes, San Bernardo, (CESA) abrió sus puertas en junio de 1999 y fue construido como el primer campo clínico propio junto al Hospital Parroquial de San Bernardo, en el marco del convenio de cooperación docente-asistencial que la Universidad mantiene con este centro asistencial.

 

Su objetivo es satisfacer las necesidades docentes de las carreras de la salud, ofreciendo cobertura en diversas especialidades médicas a pacientes beneficiarios derivados del Hospital y privados que acceden a él a través de FONASA Libre Elección e isapres.

 

Ofrece, además, atención en todas las especialidades odontológicas, mediante profesionales o alumnos de último año, supervisados por sus docentes. Uno de los principales objetivos del CESA ha sido potenciar una visión integral de la persona, el respeto por su dignidad y la búsqueda de soluciones concretas a los problemas de salud de la población.

 
 

¿A quiénes atiende el Centro de Salud San Bernardo?

 

El CESA presta cerca de 100.000 atenciones al año, las que en 2013 se dividieron en 47.283 prestaciones asistenciales de la Facultad de Medicina, 38.179 prestaciones clínicas y de rayos X de la Facultad de Odontología, y 4.759 prestaciones de salud mental de la Escuela de Psicología. Ello representa un 29% de la población total de la comuna de San Bernardo.

 

El 58% de los pacientes accede de manera gratuita a la atención del CESA, dada su calidad de beneficiarios del sistema público modalidad institucional (Convenio Hospital Parroquial), y el 38% lo hace bajo el sistema FONASA Libre Elección, mientras que solo el 4% restante accede a la atención médica vía isapre o en forma privada.

 

Además, el CESA recibe pacientes de comunas cercanas a San Bernardo, como Paine, Buin, Calera de Tango, El Bosque, La Granja, Maipú, Puente Alto y Pirque.

 
 

¿Cuál es el aporte de los profesionales y alumnos a través del CESA?

 

Actualmente, trabajan en el Centro de Salud de San Bernardo más de 120 profesionales contratados por la UANDES y más de 110 becados. Se trata de 45 médicos, 20 becados de la Facultad de Medicina, 18 psicólogos y psiquiatras, 4 becados de Psiquiatría, 60 odontólogos, 90 becados de Odontología, y 250 alumnos de 3°, 4° y 5° año de la Facultad de Odontología.

 

Ellos hacen posible que la inversión que se realiza en modernización se traduzca en una real mejora en la atención de los pacientes.

 

Por ejemplo, durante 2013 se habilitó una nueva sala de recuperación post-quirúrgica para cirugías oftalmológicas Lasik y odontológicas. También se adquirió un equipo de imagenología odontológica tridimensional, se puso en marcha un servicio de urgencias odontológicas y se extendió el horario de atención en la Clínica de Especialidades Odontológicas, donde, además, se implementó un nuevo software para informatizar los procesos asociados a la actividad docente-asistencial.

 
 

¿El CESA es el único campo clínico de la Universidad?

 

Desde los inicios de la carrera de Medicina, la Universidad ha estado presente en diversos centros de salud, que actualmente conforman una red de más de 50 campos clínicos con convenio vigente -y otros en implementación- en las comunas de San Bernardo, Peñalolén, La Reina y Recoleta, entre otras.

 

En ellos, profesores y alumnos siguen trabajando como lo han hecho por más de 15 años, aportando su servicio en centros hospitalarios como el Hospital Luis Tisné, el Hospital Militar, la Clínica Dávila, el Policlínico El Salto, el Centro de Referencia de Salud Cordillera, la corporación municipal de Macul, el Hospital Barros Luco, el Hospital del Trabajador, el Hospital Exequiel González Cortés, el Hospital San Borja Arriarán y el Hospital Parroquial de San Bernardo.

 

A ellos se suman el Centro de Salud de San Bernardo y la nueva Clínica Universidad de los Andes, que el 28 de mayo se convirtió en el segundo campo clínico propio de la UANDES.

 
 

¿En qué consiste el proyecto Clínica?

 

La Clínica Universidad de los Andes es un ideal que surgió junto con la Universidad misma, especialmente cuando se abrió la carrera de Medicina, en 1991.

 

Entonces se confirmó la necesidad de contar con un centro de salud propio, donde se pudiera avanzar en investigación y en otras necesidades de la carrera. “Cuando se abrió la carrera de Derecho no hubo problema en conseguir una universidad examinadora, en cambio, cuando al año siguiente se decide abrir Medicina, costó mucho conseguirla, y la principal crítica era la falta de instalaciones, la falta de un hospital clínico, que no tenía una investigación que sustentara la carrera”, recuerda Raúl Bertelsen, el primer Rector UANDES.

 

Después de dos décadas de constante esfuerzo, cuando la Universidad de los Andes ha logrado estabilizarse como institución, se concretó este proyecto de clínica universitaria, que fomenta el trabajo interdisciplinario y estimula la investigación, en el marco de la concepción cristiana de la persona. Por ello busca llevar a cabo una práctica clínica de excelencia, con un trato cálido y respetuoso de la dignidad del paciente y su familia, que resguarde su intimidad y contribuya a su bienestar físico y espiritual.

 
 

¿Por qué se instaló la Clínica en San Carlos de Apoquindo?

 

La Clínica se construyó en el campus de la Universidad de los Andes porque nace en la Universidad y con la Universidad para servir a la sociedad chilena. Como su nombre lo indica, es una clínica universitaria, concebida como docente-asistencial, donde se desarrollarán proyectos de investigación que redunden en un mayor beneficio y aporte a la comunidad, en interacción con las Facultades y Escuelas del área de la salud, ubicadas en el mismo campus, cuyos profesionales son también profesores de la Universidad y forman alumnos que egresan preparados para trabajar y servir en cualquier punto del país.

 

Como parte del proyecto integral de docencia en salud, el desarrollo de las carreras de Medicina, Odontología, Enfermería, Psicología, Kinesiología, Terapia Ocupacional y Nutrición y Dietética hizo necesario contar con una clínica universitaria, capaz de atraer a profesionales de prestigio, fomentar la investigación aplicada en áreas especialmente necesarias en el país y realizar una honda actividad social.

 

Es una clínica que, junto con prestar un servicio clínico del más alto nivel, facilitará el desarrollo de las actividades de postgrado en las carreras del área de la salud y potenciará los campos clínicos de la Universidad, ofreciendo las condiciones necesarias para la formación y especialización de sus profesionales.

 
 

¿Cuántos profesionales de la salud han egresado de la Universidad de los Andes?

 

Desde 1996, con la primera generación de Enfermería, han egresado de la UANDES casi 2.500 profesionales de la salud, que actualmente se desempeñan en las más variadas áreas.

 

En promedio, anualmente han egresado 53 médicos, 50 odontólogos, 43 psicólogos y 40 enfermeras, cifras que han ido en aumento y a las que se sumarán kinesiólogos, terapeutas ocupacionales y nutricionistas en los próximos años.

 
 

¿Es la Clínica una institución con fines de lucro?

 

La Clínica forma parte de la Universidad de los Andes y, por lo tanto, es una institución docente asistencial sin fines de lucro, lo que significa que cuando se produzcan ganancias, éstas se reinvertirán para mejorar y potenciar los servicios que presta, como realizar inversiones en infraestructura, en equipamiento, en investigación y en becas de perfeccionamiento.

 

Además, como se definió desde sus comienzos, en ella también se atenderá a personas que no tienen la posibilidad de pagar en exactamente las mismas condiciones de quienes sí pueden hacerlo. Para llevar a cabo este servicio se está conformando la Fundación Clínica Universidad de los Andes, la que permitirá obtener los recursos y canalizar las atenciones médicas a personas que lo necesiten.

 

“Los recursos serán obtenidos mediante donaciones de personas y empresas, preocupadas por la salud de quienes tienen menos posibilidades de ser asistidos con tecnología de punta, como la que posee la Clínica”, explica Vicente Monge, director de la Asociación de Amigos de la Universidad.