Laboratorio de Escuela de Nutrición y Dietética UANDES inaugura nuevas dependencias
Miércoles 13 de agosto de 2014




En una ceremonia presidida por el Rector de la Universidad de los Andes, José Antonio Guzmán, la Escuela de Nutrición y Dietética inauguró las nuevas instalaciones del Biopolymer Research and Engineering Lab (BiopREL).

Durante la actividad, la directora de la Escuela, Dra. Eliana Reyes, manifestó el orgullo y agradecimiento por la concreción de esta iniciativa -impulsada por el vicedecanato de Investigación de la Facultad de Medicina y la Dirección de Innovación de la Universidad-, la cual permitirá un mayor desarrollo de la investigación aplicada que realizan actualmente los profesores investigadores de la Escuela.

El investigador Javier Enrione, Master y PhD. en Ciencias de Alimentos de la Universidad de Nottingham (Reino Unido), explicó que el nuevo lugar en donde continuarán desarrollando los estudios dispone de todo el equipamiento necesario para que tanto los investigadores como tesistas puedan llevar a cabo su trabajo. Además, durante la inauguración agradeció el apoyo de la Dirección de Operaciones y de las Escuelas de Nutrición y Dietética y de Administración de Servicios.

Ubicado a un costado del Centro de Investigaciones Biomédicas, el laboratorio BiopREL dispone de un espacio de 50 metros cuadrados con diversos equipos para el tratamiento de biomateriales, como por ejemplo, reactores para la extracción e hidrólisis proteica, sonicadores, centrífugas, molinos y tamizadores.

El laboratorio está integrado por los investigadores Javier Enrione, Paulo Díaz y Franck Quero, y por tesistas de pre y postgrado de otras universidades.

Desde 2013 este equipo de profesionales investiga biomateriales, es decir, polímeros de origen natural para aplicaciones en tecnología de alimentos e ingeniería de tejidos. Lo anterior consiste en procesar estructuras naturales, como carbohidratos y proteínas, para su aplicación en nutrición y biomedicina. Por ejemplo, generar almidones modificados que permitan ser absorbidos en menor cantidad, para controlar el peso, o generar materiales para armar los “andamios” sobre los que se crean tejidos con impresión 3D. Entre otros, los investigadores trabajan en dos proyectos Innova CORFO y varios proyectos Fondecyt, con productos como el colágeno de salmón, la celulosa y la quínoa.