María Elena Riveros asume como directora de Terapia Ocupacional UANDES

Miércoles 10 de octubre de 2018

A contar de este mes, la académica María Elena Riveros Espiñeira se desempeñará como directora de la Escuela de Terapia Ocupacional, en reemplazo de Claudia Vottero Mas.


María Elena es terapeuta ocupacional, magíster en Salud Pública y diplomada en Drogodependencias por la Universidad de Chile. Se incorporó a la Escuela de Terapia Ocupacional UANDES en 2015 y tiene una vasta experiencia como docente e investigadora en las universidades de Chile y de los Andes. También se ha desempeñado en el ámbito público de la prevención del consumo de drogas, en instituciones como el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (SENDA), donde creó el área de integración social, entre otros desafíos. Actualmente participa como consejera y asesora técnica de la Corporación Mañana.


Claudia Vottero, quien ha sido parte de la Escuela desde sus inicios, continuará como profesora investigadora. Claudia participó en el comienza de la Escuela a través del diseño de su plan de estudios en 2010 y luego en su puesta en marcha como directora en 2011. También lideró el proceso de acreditación de la Escuela, inició el Programa de Inclusión Universitaria (PIU) y fue partícipe del inicio de la Red de Escuelas de Terapia Ocupacional de Chile, Retoch.


¿Cuáles serán sus principales objetivos al mando de la Escuela?
“La UANDES ha logrado consolidar una Escuela de Terapia Ocupacional de excelencia, acreditada por 5 años. El objetivo ahora es avanzar y consolidar la investigación, produciendo conocimiento para nuestra disciplina, que nos permita posicionarnos con opinión fundada en temas relevantes para nuestro país, como lo son la inclusión social y laboral de personas y poblaciones vulnerables. También tenemos como objetivo desarrollar la educación continua como una estrategia de vinculación con el medio, avanzando hacia la formación de postgrado en nuestra disciplina”.


Tiene una larga trayectoria en el ámbito universitario, ¿cómo toma este nuevo desafío?

“Tomo este desafío con mucho compromiso y gran entusiasmo. Claudia realizó un trabajo de excelencia, muy carismático y muy comprometido, que dio grandes frutos. Mi intención es mantener lo que se ha logrado y potenciar a esta Escuela en ámbitos nuevos, que nos permitan posicionarnos a nivel nacional. Cuento con un equipo de excelencia, con gran vocación y compromiso con su quehacer. Por otra parte, muchas de las docentes de mi equipo, fueron en algún momento estudiantes mías de pregrado. Esta posibilidad de trabajar juntas en la construcción de un proyecto tan bonito y desafiante, lo tomo como un privilegio y un regalo. Estoy convencida que contamos con todo lo necesario para ser una gran Escuela de Terapia Ocupacional y un referente para nuestra disciplina, a nivel nacional e internacional”.