Martina Gildemeister: "Esta experiencia permite salirse de uno mismo y conocer culturas nuevas"

Martes 30 de octubre de 2018

Siempre había soñado con realizar un intercambio. Apenas ingresó a la Universidad de Piura en Perú, Martina Gildemeister comenzó a interiorizarse sobre el proceso y la posibilidad de estudiar fuera de su país. Es así como la joven llegó en julio a la Universidad de los Andes para cursar su cuarto año de Pedagogía Básica en la Facultad de Educación. Su intercambio se hizo realidad, y hoy vive sus últimas semanas, porque su regreso está programado para diciembre.


“La pasantía me ayuda mucho a ver otras realidades y circunstancias en la educación, a poder compararlo y complementarlo con la de mi país, además en este caso estoy haciendo practicas lo que me permite estar en la cancha misma”, destaca Gildemeister, quien invita a los jóvenes a repetir su experiencia.


Ella llegó por primera vez a Chile, en el verano de 2014. Vino a trabajar, y dice que se enamoró de Santiago inmediatamente. En este tiempo pudo recorrer parte del Sur de nuestro país, conocer de nuestra cultura. Hoy son los pasillos de la universidad, los que recorre, y donde dice lo mejor ha sido relacionarse con docentes de excelencia y estudiantes interesados en aprender.


“La universidad es muy bonita, los edificios son todo un arte, y los profesores los veo muy cercanos, lo que me ha permitido poder buscar aprender más de ellos fuera de clase, además de tener el apoyo de una en particular, a pesar de que no es algo que deba hacer, con mi tesis”, relata Martina Gildemeister.
Le quedan cerca de dos meses para finalizar su intercambio, por lo que, a la hora de hacer balances, Martina asegura que ha sido una gran e inolvidable experiencia.

 

“Permite salir de uno mismo, conocer culturas nuevas, y en mi caso culturas vecinas. No solo la de Chile mismo, sino el compartir con muchos de los que también están de intercambio. Es una experiencia muy enriquecedora”, subraya la joven.