¿Queremos jóvenes que "no se porten mal" o que encuentren su plenitud en la sociedad?

Viernes 26 de abril de 2013

“En este mundo actual hay una tendencia a licuar los conceptos: se produce miedo al contenido vital, que va más allá del relativismo”, comentó la filósofa Carolina Dell’Oro en la primera charla del ciclo de conferencias 2013 del Instituto de Ciencias de la Familia: “Formar familias sólidas: urgencia social y responsabilidad personal”. En este este sentido, la filósofa hizo una vital distinción de los conceptos que hoy se manejan. “Yo no tengo que ‘tolerar’ al otro, lo importante es ‘valorar’ al otro”, comentó respecto a la preponderancia actual que tiene el concepto de “tolerancia”. Agregó también que lo relevante no es ser “líder”, concepto que implica básicamente un carisma especial, sino que ser “autoridad”, pues es esta característica la que deja una huella profunda.

El objetivo de este ciclo es cuestionarse si queremos jóvenes que solamente “no se porten mal” o queremos jóvenes que encuentren su plenitud en darse y en ser un aporte a la sociedad en la que viven. Es por ello que, durante las cuatro sesiones del ciclo, la académica reflexionará acerca del significado de la felicidad y del éxito de las familias, que se encuentran especialmente en la apertura a la sociedad y en ser un aporte a ésta. “Hay anhelo de certeza y de verdad en el alma humana, por lo que, a la larga, las convicciones son las que marcan al alumno”, destacó la filósofa, alentando a los presentes a formar hijos y alumnos “sólidos” e invitándolos a revertir la actual tendencia de que la opinión va antes que el contenido.


Durante el ciclo de conferencias, Carolina Dell’Oro se centrará en presentar el peligro del pensamiento líquido, o sin contenido; la amenaza de la estadística; y el imperativo de la autoridad, desde distintas aristas. Es así como profundizará en el rol de la familia y sus funciones; la felicidad y qué pasa en Chile; y en cómo educar hijos libres.

Las impresiones del primer módulo

En este primer módulo se planteó la idea de “formar familias sólidas, niños sólidos, no líquidos”, concepto aplicable tanto a la familia como a la educación escolar. Porque “la familia no termina en sí misma, sino que es un aporte a la sociedad”. Es por ello que el público estaba compuesto, básicamente, tanto por madres de familia como por educadores.

“Lo actual del contenido llama la atención, se nota que hay una intención de presentar conceptos novedosos y contingentes”, destacó David Soto, psicólogo de la Escuela Arturo Matte Larraín, de La Bandera. La profesora de esta misma escuela de SIP Red de Colegios, Paulina Ramos, comentó que la “charla es interesante y toca temas que nos involucran directamente y que, a veces, uno no se detiene a pensar”. Y, en una palabra, la directora de la escuela, Mariella Arias, describió la conferencia como “maravillosa”. “Como trabajamos con familias vulnerables, siempre estamos buscando posibilidades de actualizar nuestros conocimientos”, comentaron.

“Increíble” fue la definición de Marcela Celis, apoderada de la Universidad de los Andes, quien suele participar de la oferta de Extensión UANDES. “Me interesa, porque la familia es un tema fundamental y porque había escuchado muy buenos comentarios sobre Carolina Dell’Oro”, agregó. Misma razón esgrimió Gilda Valladares, egresada del Magíster en Familia y Mediación del ICF. Además, entre el público también se encontraba personal de GTD Manquehue, auspiciador del evento. “Ha sido súper entretenido y, aunque está más enfocado al área de educación que no es nuestro tema, ha sido súper interesante, especialmente en temas de liderazgo y autoridad”, comentó Paula Roca.

La expositora Carolina Dell'Oro junto a dos alumnas durante el intermedio.

Claudia Tarud, Directora del ICF, comparte un café con los asistentes.

El personal de GTD Manquehue disfrutó de la primera conferencia del Ciclo 2013.