"Saber cómo alimentar el espíritu a través de la lectura"

Lunes 29 de octubre de 2018

Para analizar la lectura desde el punto de vista de la academia, la pedagogía y la acción social, el Instituto de Literatura UANDES, junto a Fundación Había Una Vez, Leyendo en Red y la Fundación Luksic, organizaron el Seminario “Literatura infantil y juvenil: academia, escuela y comunidad”, el que contó con la participación de destacadas investigadoras del área.

Una de ellas, Beatriz Helena Robledo, profesora, ensayista, y directora del Consultorio Lector, programa de atención personalizada para los problemas de lectura en Colombia, quien expuso sobre los cambios que existen hoy en torno a cómo se está desarrollando la lectura en los más pequeños, sostuvo que “los niños hoy leen muy diferente a como leían antes y yo creo que es importante rescatar o propiciar espacios de encuentro humano de lectura vivencial. Pero, también de los mediadores estar al tanto de lo que está pasando con las nuevas tecnologías para poder acompañar a esas nuevas generaciones en su formación lectora”.

Expuso también en el encuentro Gemma Lluch, profesora titular del Departamento de Filología Catalana de la Facultad de Filología, Traducción y Comunicación de la Universidad de Valencia. Ella apuntó a valorar la calidad de la lectura, independiente del formato que esta tenga. Hoy, dijo, existen plataformas para los más pequeños, pero de manera incipiente y muchas veces desarrolladas por técnicos en computación, que no tienen los conocimientos en lenguaje o literatura. “Mi propuesta es que también entremos las personas de letras para combinar lo que es el diseño con los contenidos literarios que es fundamental”, afirmó la académica.

¿Cómo motivar a las familias?

Para ambas especialistas, las familias son fundamentales. Para Gemma Lluch, la motivación desde emanar desde diversos escenarios: “Es muy importante hacerlo desde la escuela, desde la biblioteca, pero también desde la administración. Son necesarios programas de promoción de la lectura dirigidos a los padres. Que les eduquen, que les enseñen a contar cuentos en voz alta porque a veces no es fácil, ni tampoco elegir los libros más adecuados para cada edad”.

Por su parte, Beatriz Helena Robledo aseguró que “la lectura es una práctica social y cultural que se está transformando a velocidades inmensas, entonces toca estar actualizado y estar pensando qué hacer, y cómo hacer esa transformación”.

En el Seminario, además, expusieron las académicas Paula Baldwin Lind, investigadora del Instituto de Literatura, y Pelusa Orellana y Carolina Melo, de la Facultad de Educación, junto a María Paz Garafulic, directora de Fundación Había Una Vez.