Cuatro proyectos de recuperación patrimonial de egresados y alumnos del Instituto de Historia se adjudican Fondos Culturales
Martes 12 de enero de 2016


Las cerámicas perfumadas elaboradas por las Clarisas, la primera orden femenina que llegó a Chile, fueron fabricadas desde principios del siglo XVII.

Las cerámicas perfumadas elaboradas por las Clarisas, la primera orden femenina que llegó a Chile, fueron fabricadas desde principios del siglo XVII.

Formar a guardianes de la memoria comprometidos con el rescate y revalorización del patrimonio material e inmaterial del país es el sello del Máster en Historia y Gestión del Patrimonio Cultural (postulaciones abiertas) que imparte la Universidad de los Andes.

En una década de trayectoria académica, tanto estudiantes como egresados han generado interesantes proyectos que resguardan el pasado histórico de Chile.

Cada año surgen más y nuevas iniciativas, como las de los alumni Ximena Gallardo, Alejandra Fuentes, Sergio Peña y Bernardita Brancoli, quienes se acaban de adjudicar tres Fondos de Cultura para concretar sus respectivos trabajos. Además, al alumno Julio Garrido (Generación XI) se le otorgó un Fondo de la Música.

 

La música que vuelve a sonar

En 1958 debutó “¡Esta señorita Trini!”, la primera obra musical profesional hecha en Chile. Escrita por el dramaturgo Luis Alberto Heiremans y musicalizada por la actriz y cantante Carmen Barros, la comedia narra la historia de una joven que llega a Santiago, porque su familia la quiere casar con un hombre adinerado.

A 48 años de su estreno, sus canciones vuelven a sonar en un disco, gracias al proyecto e investigación del alumno Julio Garrido (Generación XI), quien se adjudicó un Fondo de la Música.

La propia Carmen Barros estuvo a cargo de la dirección artística, con la participación de un elenco de actores de trayectoria, integrado por Julio Yung, Diana Sanz, Gloria Münchmeyer y Ana Reeves. Junto con ellos, Barros será la narradora y la acompañará una orquesta de ocho músicos y un coro de seis personas.

“Tuvimos que rescatar la partitura completa y buscar mucho material, ya que los pianistas que estaban en la obra improvisaban en los entreactos”, detalla Garrido. Se espera que el disco esté listo a fines de mayo de 2016, y contará con 450 copias.

“¡Esta señorita Trini!” fue montada por primera vez en 1958, en el Teatro Camilo Henríquez, ubicado en el centro de Santiago, al interior del Círculo de Periodistas Juan Emilio Pacell.

 

El perfume de la historia

Ximena Gallardo y Alejandra Fuentes son las responsables del proyecto “Puesta en valor de las cerámicas perfumadas de las Clarisas”, que busca registrar, estudiar y dar a conocer la colección de recipientes de arcilla policromados de delicado aroma a flores, fabricados en Santiago desde comienzos del siglo XVII por las Clarisas, la primera orden femenina que llegó al país en 1567.

En conjunto con Isabel Cruz e Alexandrine De la Taille, ambas profesoras del Instituto de Historia, realizarán un catastro de las piezas dispersas en distintas colecciones, públicas y privadas, además de un estudio histórico estético de las cerámicas.

Su trabajo resultará en un catálogo que será lanzado en la Biblioteca Nacional, donde antiguamente se encontraba el convento de Santa Clara y donde se fabricó́ la mayor producción de cerámica perfumada. También se exhibirá parte de las colecciones en el Museo Histórico Nacional.

Algunas de las tumbas del cementerio de Cerrillos de Tamaya, ubicado en Ovalle, tienen pequeñas réplicas de iglesias.

Algunas de las tumbas del cementerio de Cerrillos de Tamaya, ubicado en Ovalle, tienen pequeñas réplicas de iglesias.

 

Recordando a los difuntos

“Difusión del valor patrimonial del cementerio de Cerrillos de Tamaya”, ubicado en Ovalle, es el nombre del proyecto que lidera Sergio Peña, también profesor de Historia y Geografía. Este consiste en un registro fotográfico y complemento de investigación historiográfica de la localidad de Cerrillos de Tamaya y de su cementerio, que resultará en un libro.

También se instalará un tótem con información histórica sobre el valor patrimonial del cementerio, una exposición fotográfica y se realizarán charlas en doce escuelas de la comuna de Ovalle. Además, se confeccionarán elementos de divulgación como pasacalles, afiches y dípticos.

El rostro del barrio

Documentar a través de una exposición y publicación la función y uso que se le dio a la baldosa decorada en el desarrollo de distintos barrios de Santiago es la iniciativa de Bernardita Brancoli, también diseñadora.

El proyecto es parte de una investigación iniciada en 2013 a través de un proyecto de colaboración entre la empresa Baldosas Córdova y la Facultad de Diseño de la Universidad del Desarrollo.

Uno de los objetivos principales es colaborar a la valoración y difusión del patrimonio de antiguos barrios de la capital, registrando, catalogando e indagando en la historia de estos sectores y sus edificios, muchos de arquitectos desconocidos o poco estudiados. También propone rescatar el proceso semi artesanal de su fabricación, el cual no ha variado en más de 150 años producción.