UANDES distingue a Alejandro Llano y Eduardo Soto Kloss como sus primeros Doctores Honoris Causa
Miércoles 4 de junio de 2014




En el marco de la celebración de los 25 años de nuestra Universidad, el miércoles 4 de junio se realizó la ceremonia de investidura de los primeros Doctores Honoris Causa en la historia de la UANDES. El reconocimiento se otorgó al filósofo español Alejandro Llano Cifuentes y al abogado chileno Eduardo Soto Kloss.

El Pleno del Consejo Superior de la UANDES, junto a los académicos de las áreas de la Filosofía y el Derecho, decidieron distinguir a ambas personalidades externas a nuestra Universidad con el grado académico honorífico, tanto por el reconocimiento de la comunidad científica internacional, sus publicaciones y producción intelectual, como por sus creaciones artísticas y servicios a la comunidad y su coherencia con el Ideario de nuestra Universidad.

El acto

Los discursos

Profesor Jorge Peña
Profesor Alejandro Llano Cifuentes
Profesor Alejandro Romero
Rector José Antonio Guzmán Cruzat
Siguiendo la tradición de las universidades europeas del siglo XIII, la distinción se realizó en una solemne ceremonia que congregó a parte de los académicos UANDES que cuentan con el grado de doctor. Sus representantes desfilaron con sus respectivas vestes doctorales, desde el edificio del Reloj hasta el Aula Magna de Biblioteca, donde recibieron a los nuevos doctorandos, quienes se incorporaron al Claustro Académico.

Los profesores Alejandro Llano y Eduardo Soto Kloss fueron presentados por sus respectivos padrinos; el director del Instituto de Filosofía, Jorge Peña, y el decano de la Facultad de Derecho, Alejandro Romero.

El Rector José Antonio Guzmán Cruzat recibió a los primeros Doctores Honoris Causa de nuestra Universidad y dijo que esta investidura es el “acto académico más solemne de la vida universitaria”.

El profesor Guzmán les entregó la medalla doctoral y el diploma que los acredita como Doctores Honoris Causa de la Universidad de los Andes. Citando al historiador del Derecho Paul Ourliac, explicó que los profesores Llano y Soto Kloss reúnen “en grado eximio” las cinco características de un doctor: habilidad para enseñar, facilidad en el hablar, finura en el arte de la interpretación, excelencia en las costumbres y la virtud de la fortaleza.

“El acto de hoy es importante, no solo por su solemnidad, por la excelencia de los nuevos Doctores o la calidad del público que los acompaña. El acto que estamos celebrando es importante porque nos pone ante cuestiones que afectan nada menos que el sentido mismo de nuestra tarea universitaria”, dijo.

Con mucho humor y humildad, los nuevos miembros de nuestro Claustro Académico agradecieron la investidura. En su discurso, Soto Kloss expresó que la labor del profesor de Derecho es “sublime y de paz” porque “la paz es obra de la justicia y sin justicia no hay convivencia social”, dijo citando al profeta Isaías, de quien reconoció ser profundo admirador.

Por su parte, el profesor Llano señaló que “a estas alturas, mi única pasión y posesión son los libros que he leído y escrito”. Y agregó: “de ellos –de los que he leído, no de los que he escrito- quiero hablar como agradecimiento a este premio”. Según el filósofo español, “la lectura nos da una actitud contemplativa”. “Quienes leen son personas que viven muchas vidas… Su inteligencia crece y su imaginación aumenta”, manifestó.

Quiénes son los nuevos Doctores Honoris Causa

Eduardo Soto Kloss

Abogado chileno. Estudió Derecho en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Chile, periodo en el que tuvo profesores como el abogado e historiador Jaime Eyzaguirre y el ex ministro de Justicia Enrique Silva Cimma. Egresó en 1962 y obtuvo su título de abogado en 1963.

En 1965 comenzó su doctorado en la Universidad de París con una beca del gobierno de Francia y en 1968 defendió su tesis “La aplicación en el tiempo de los actos administrativos”.

Fue el primer abogado integrante del Tribunal Constitucional de Chile y goza de gran prestigio en el ámbito del Derecho Público. El especialista es autor de más de 160 artículos en revistas nacionales y extranjeras y de nueve libros, como “El recurso de protección, orígenes, doctrina y jurisprudencia” (1982) y “Derecho Administrativo, bases fundamentales”, dos tomos (1986). Además, ha publicado más de 200 comentarios de jurisprudencia. Varias de sus investigaciones han sido publicadas en Argentina, Uruguay, Brasil, Venezuela y España. Algunos de sus trabajos han sido traducidos al portugués y también al polaco.

Durante casi 30 años fue profesor de Derecho Administrativo de la Universidad de Chile y dirigió el Departamento de Derecho Público y la revista Derecho Público de dicha casa de estudios.

En 1973 ganó un concurso público para la cátedra de derecho administrativo de la Pontificia Universidad Católica. Es el director fundador de la revista Ius Publicum, de la Facultad de Derecho de la Universidad Santo Tomás. Es miembro correspondiente de la Academia de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba, Argentina, profesor honorario de la Universidad de Mendoza y miembro de número de la Asociación Internacional Felipe II de Derecho Natural.

En septiembre de 2009, el entonces Contralor General de la República, Ramiro Mendoza, presentó en nuestra Universidad el libro "La primacía de la persona. Estudios en homenaje al profesor Eduardo Soto Kloss", que recoge estudios de 72 juristas nacionales y extranjeros. Este libro es el reflejo de la preocupación del profesor Soto Kloss por enseñar a los jóvenes juristas.

Una de sus facetas más relevantes es su preocupación por formar ayudantes, muchos de los cuales son hoy destacados profesores, como, por ejemplo, Gustavo Fiamma, Juan Eduardo Palma, Iván Aróstica (hoy ministro del Tribunal Constitucional), Ramiro Mendoza (hoy Contralor General de la República), Pedro Zelaya, Domingo Valdés, Mauricio Viñuela, Pablo Alarcón, Josefina Soto Larreátegui, Jaime Arancibia Mattar, Gabriel Bocksang y José Luis Lara, entre muchos otros.

Alejandro Llano Cifuentes

Filósofo español. Estudió en las Universidades de Madrid, Valencia y Bonn, y se doctoró en la Universidad de Valencia con una tesis doctoral sobre la Metafísica de Kant, en la que trabajó bajo la dirección del profesor Gottfried Martin. Además de sus trabajos sobre la filosofía del idealismo alemán, ha estudiado cuestiones de ontología y teoría del conocimiento en Aristóteles y Tomás de Aquino, en diálogo con planteamientos del análisis lógico-lingüístico. También se ha ocupado de problemas de filosofía política y teoría de la cultura.

Entre los años 1967 y 1976 fue profesor adjunto de la Universidad de Valencia, en 1976 obtuvo la Cátedra de Metafísica de la Universidad Autónoma de Madrid, en 1980 fue visiting professor en The Catholic University of America (Washington D.C.) y desde 1981 a 1989 fue decano de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Navarra.

El profesor Llano también ha sido director y presidente del Centro de Estudios sobre la Responsabilidad Social de la Iniciativa Privada (CERSIP), vicepresidente del Seminario Permanente Empresa y Humanismo y presidente de la Fundación Universidad-Empresa de Navarra. También es académico de número de la Academia Europea de Ciencias y en 1994 fue visiting scholar en la University of Notre Dame (Indiana, EE.UU).

Entre 1991 y 1996 se desempeñó como Rector de la Universidad de Navarra y desde el año 2000 es presidente del Instituto de Antropología y Ética de esa casa de estudios. El mismo año fue nombrado académico de la Pontificia Academia de Santo Tomás de Aquino.

Alejandro Llano es Doctor Honoris Causa por la Universidad Panamericana (2005) y, en septiembre de 2011, el gran canciller de la Universidad de Navarra, Javier Echevarría, le concedió la Medalla de Oro del centro académico por su "intensa actividad científica e importantes tareas de servicio a la Universidad”.

Además de numerosos artículos en revistas europeas y americanas, el destacado filósofo ha publicado los siguientes libros: Fenómeno y trascendencia en Kant (1973); Ética y Política en la sociedad democrática (1981); Ciencia y Cultura al servicio del hombre (1982); Gnoseología (1982, quinta edición 2000); Metafísica y Lenguaje (1984, segunda edición 1997); El futuro de la libertad (1985); Filosofía della Conoscenza (1987); La nueva sensibilidad (1988, segunda edición 1989, traducción inglesa: The New Sensibility, 1991; traducción italiana: La nuova sensibilità, 1995); El humanismo en la Empresa (1991). El enigma de la representación (1999); Humanismo Cívico (1999); El diablo es conservador (2001); Sueño y Vigilia de la Razón (2001) y La vida lograda (2002).