UANDES se adjudicó siete proyectos Fondecyt de Iniciación en proceso 2017
Viernes 13 de octubre de 2017


Nuevamente la Universidad de los Andes tuvo una destacada participación en el Concurso Iniciación en Investigación 2017, impulsado por el Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (FONDECYT) que tiene como objetivo fomentar y fortalecer el desarrollo de la investigación científica y tecnológica de excelencia en académicos jóvenes, para proyectos de 2 a 3 años de duración.

Es así como tras los resultados publicados el pasado viernes 6 de octubre, la UANDES tuvo a siete docentes seleccionados para ser apoyadas sus investigaciones, con un desembolso de un total de más de 477 millones de pesos para dichos fines, lo que implica un 28,9% del total de proyectos presentados a concurso por los investigadores de esta casa de estudios (26). Esta cifra es superior al 27% promediado por todas las instituciones del país.

Entre los proyectos asignados, tres corresponden a la Facultad de Ingeniería y Ciencias Aplicadas, dos al Instituto de Literatura, y uno a las Facultades de Odontología y Comunicación. Cabe señalar que este año hubo un incremento de un 15% en los proyectos adjudicados por el Fondecyt, lo que se eleva a un 17% en el caso de la UANDES en comparación al 2016.

Para el Director de Investigación, profesor Orazio Descalzi, estas cifras muestran el “compromiso que tiene la universidad junto con sus académicos, de cultivar el conocimiento y desarrollar la búsqueda de nuevas áreas para la investigación en todas sus formas”.

Junto con esto, y centrandose en lo ocurrido en estos proyectos de iniciación, señaló que “este año han estado particularmente competitivos. Hubo un incremento en la cantidad de trabajos presentados y eso hizo que la lucha por obtener el visto bueno de Fondecyt fuese mucho más compleja. Eso le da un valor agregado a todos los que tuvieron éxito en la UANDES, y por lo mismo, hay que insistir en fomentar a nuestros académicos a que sigan intentando buscar estos recursos”, indicó Descalzi, agregando que “una de las maneras de incrementar el éxito de las adjudicaciones en estos concursos es que los profesores publiquen mucho más y con mayor impacto, para que puedan tener esas publicaciones en su curriculum vitae, aspecto muy importante en estas competencias tan cerradas, ya que en este caso del Fondecyt de Iniciación, por ejemplo, equivale a un 30% de la postulación total, y es lo único ´controlable´ por quien postula”, enfatizó el Director de Investigación.

Cabe destacar que con estos siete proyectos, fueron un total de 16 las investigaciones que en el 2017 se adjudicaron académicos de la UANDES –sumando los concursos de Fondecyt Regular y de Postdoctorado-, totalizando un monto de 1.347.000 millones de pesos destinados para estos efectos.

Investigaciones adjudicadas



Los profesores de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Aplicadas Arturo Basaure (izquierda), Álvaro Paul (centro) y Felipe Scott (derecha).

Los tres proyectos otorgados a la Facultad de Ingeniería y Ciencias Aplicadas correspondieron a los profesores Arturo Basaure, Felipe Scott y Álvaro Paul.

En el caso de Arturo Basaure, quien se reintegró en 2016 a la UANDES tras realizar un Doctorado en Aalto University, logró ser aceptado con su proyecto denominado “The role of regulation in emergent Internet of Things (IoT) applications”. En este proyecto, dedicado a revisar nuevas maneras de regulación en un mercado nuevo como el que está operando en internet, el profesor pretende entre otras cosas, identificar un esquema regulatorio óptimo para las emergentes aplicaciones de Internet de las cosas; analizar el impacto de las decisiones tecnológicas en la estructura de mercado y la competencia; analizar cómo el mercado adopta las plataformas de Internet de las cosas y formular una estrategia para una exitosa adopción de Internet de las cosas en Chile.

Por otra parte, Felipe Scott obtuvo financiamiento a su estudio “Increasing (R)-3-hydroxybutyric acid yield and productivity using a repeated fed-batch strategy with cell recycle”, en el pretende diseñar e implementar una estrategia de producción del ácido 3-hidroxibutírico (3HBA), que es un ácido orgánico que puede ser convertido en una miríada de productos de la industria química; incluidos solventes, polímeros, precursores de antibióticos e incluso biocombustibles.

Scott, Doctor en Ciencias de la Ingeniería con mención en Ingeniería Bioquímica por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, señala que “en esta investigación se diseñará e implementará una estrategia de producción de 3HBA que permitirá aumentar en forma simultánea el rendimiento y productividad de este compuesto. Esto hará que ácidos orgánicos como el 3HBA se puedan obtener de productos sustitutos, ya que en la actualidad, son obtenidos casi exclusivamente del petróleo, con importantes consecuencias para el medio ambiente y el calentamiento global. Con esto, la idea es lograr tener a nuestro alcance alternativas de producción que utilicen materias primas renovables que son de gran relevancia para la sostenibilidad de la industria”.

En el caso de Álvaro Paul, Doctor en Ingeniería Civil del Georgia Institute of Technology, logró la adjudicación de su proyecto “Performance of contaminated aggregates in cement-based materials: Role of internal sources of chloride and sulfate/sulfide in concrete properties and durability” el que busca analizar el efecto de materiales marginales o de mala calidad en la producción de hormigón. El académico indica que “estos efectos pueden afectar las propiedades mecánicas, el comportamiento a corto plazo y problemas asociados a durabilidad. Este es un proyecto que es parte de una tendencia moderna de asegurar el desempeño de estructuras de hormigón armado durante crecientes vidas de servicio, lo que va asociado a demandas superiores de durabilidad” indica el profesor Paul, quien agrega “asociado a esto, los altos volúmenes de construcción de los últimos años ha obligado a utilizar materiales que pueden no tener la calidad óptima requerida para el desarrollo de infraestructura, por lo que el efecto de materiales marginales en el hormigón es un tema que puede ser de alto impacto futuro”, concluye.



El Instituto de Literatura tuvo a dos académicos entre los proyectos adjudicados: Paula Baldwin y Joaquín Zuleta.

El proyecto de Paula Baldwin, académica del Instituto de Literatura, se titula: “Female spaces in shakespeare’s four major tragedies”. En este trabajo Baldwin, que es Ph.D. en Shakespeare Studies en la Universidad de Birmingham, pretende proseguir el estudio de una evidencia encontrada en tu tesis doctoral. “Los personajes femeninos de tres comedias shakespearianas: El mercader de Venecia, Medida por medida y Las alegres comadres de Windsor, no están siempre ligados al espacio doméstico. Shakespeare les otorga movimientos espaciales -desde el espacio privado al público- que, independientemente de su duración temporal, les permiten encontrar una voz propia que influye sutilmente en la esfera pública. Esta perspectiva espacial puede revalorizar el género femenino en el drama shakespeariano, ya que en sus obras la acción de estos personajes no parece depender exclusivamente de las relaciones de autoridad y subversión que establecen con los personajes masculinos, sino de una cierta negociación o administración de espacios y funciones al interior de estos. En este sentido el autor marca una transición en la historia de las mujeres que es extremadamente relevante no sólo para la interpretación de sus obras en el contexto del drama isabelino, sino también para el desarrollo de estudios de género y de la mujer en la actualidad”, señala la profesora.


El objetivo de esta investigación es “lograr establecer una configuración shakesperiana del espacio teatral, con particular atención en los personajes femeninos, como pueden ser revisar qué lugares habitan, hacia qué lugares se mueven o por dónde circulan, cuáles son sus funciones en estos espacios, y sobre todo, qué implicancias tiene todo lo anterior en su configuración de identidad, su rol dramático, sus relaciones con otros personajes y en el desarrollo de la trama y los conflictos de una obra”, concluye Baldwin.

El otro proyecto del Instituto de Literatura que resultó adjudicado fue el que presentó Joaquín Zuleta, denominado "Estudio y edición crítica de la Historia índica (1572) de Pedro Sarmiento de Gamboa". Este autor del siglo XVI, escribió este relato cuando servía al virrey Francisco de Toledo en calidad de cosmógrafo, durante la visita general del Perú, que se extendió entre los años 1570 y 1575. El texto tuvo como objetivo acabar con las dudas respecto de la legitimidad del gobierno hispánico en las Indias, especialmente después de los ataques de Bartolomé de las Casas en contra de los conquistadores del área andina.

El académico Doctor en Literatura de la Universidad de Navarra, y que lleva varios años estudiando a Sarmiento de Gamboa, indica que “para cumplir sus objetivos, Sarmiento y el virrey Toledo aventuraron una hipótesis que hoy resulta cuanto menos curiosa: que los españoles habrían liberado a los indios peruanos de la tiranía de los incas, establecida a lo largo de la crónica a partir de ideas como la sucesión injusta o el beneficio personal de sus gobernantes. Esto, junto a que este texto fue avalado oficialmente por los descendientes de los incas en el Cusco, han despertado todo tipo de interpretaciones por parte de la crítica, por lo que mi proyecto consiste en editar esta crónica, que se encuentra alojada en la Biblioteca de la Universidad de Gotinga, con la idea de entregar un texto bien fijado y anotado. A partir de aquí, me interesa reconstruir las afinidades y desavenencias de Sarmiento con el amplio género de las crónicas sobre los reyes incas”, puntualiza.

 

Las académicas Beatriz Feijoo (FCOM) y Camila Sobral (Odontología).

“El menor de edad como consumidor. Análisis de la publicidad que recibe el usuario de 10 a 14 años a través de los dispositivos móviles” es el título del trabajo que la académica de la Facultad de Comunicación, Beatriz Feijoo, presentó con el afán de abordar una temática sin exploración en una corriente que cada día se hace más presente entre los menores de edad, como lo es la publicidad que reciben en sus dispositivos móviles. “Hay una corriente importante de la investigación sobre infancia y nuevas tecnologías que está orientada a los rutinas que el usuario infantil hace de las mismas, pero sin atender al tipo de publicidad que recibe durante esos usos, lo que pone en relevancia la necesidad de un estudio de estas características”, indica Feijoo.

Para la Doctora en Comunicación con Mención Internacional de la Universidad de Vigo, este se “trata de un proyecto exploratorio sobre un fenómeno emergente del que todavía no existe mucha evidencia y de ahí que la prioridad sea conocer e identificar qué tipo de mensajes publicitarios están recibiendo los menores de edad mientras usan los dispositivos móviles conectados a la red. La aportación de esta investigación radica en su propósito de establecer un punto de partida sólido que posibilite investigaciones posteriores relativas al cuidado del menor, a la supervisión de contenido y a la mediación parental y/o social. Se abordará la figura del niño desde su rol de consumidor y receptor de mensajes publicitarios poniendo el foco de un debate futuro sobre la idoneidad de los mensajes comerciales con los que es impactado dependiendo de si es o no público objetivo de los mismos”, precisa.

El último de los trabajos ganadores este 2017 fue el de la académica de la Facultad de Odontología, Camila Sobral, titulado “Evaluation of anti-bacterial, cytotoxic, mechanical, chemical, and color stability properties of experimental composite resins containing statin nanoparticles in a tooth model in vitro”.

En este trabajo, Sobral tiene como idea "desarrollar nuevos materiales restauradores para la cavidad bucal y que sean al mismo tiempo eficientes mecánicamente, pero también, con buenas propiedades antibacterianas, para así disminuir el riesgo de fallas", comenta. En este sentido, la académica de origen brasilero señala que "este estudio tiene como objetivo evaluar las propiedades antibacterianas, citotóxicas, mecánicas, químicas y de estabilidad del color de resinas compuestas experimentales, que incorporan nanopartículas específicas, para mejorar la actividad a largo plazo de estos materiales contra la caries secundarias, siendo éstas la enfermedad crónica más frecuente en la raza humana", concluye Sobral.