Universidad de los Andes presenta su Centro de Innovación Docente
Miércoles 17 de mayo de 2017

 

La Vicerrectoría Académica presentó oficialmente el Centro de Innovación Docentes (CID) el que es liderado por el profesor Juan Nagel. En una ceremonia que contó con la participación de docentes y autoridades académicas, se dieron a conocer sus objetivos y lo importante que es para la Universidad de los Andes contar con esta nueva unidad.


Adela López, vicerrectora Académica, explicó que el CID surge para hacer frente a los desafíos que implica lograr que los jóvenes aprendan hoy.

 

“La innovación docente no es una moda, no es una técnica, no es un juego, no es informática. Es una exigencia ética para todo profesor que quiera serlo verdaderamente. De la misma manera que cualquier profesional serio se mantiene actualizado en su profesión, se espera que el académico se actualice en su labor y se plantee cómo conseguir cada día de mejor manera que sus alumnos realmente aprendan y generen nuevos conocimientos”, sostuvo.


Agregó que “innovar en el aula es pensar en los estudiantes, en el método de nuestra propia disciplina, y en definitiva, en la calidad del propio trabajo”.


En su intervención, Juan Nagel expuso a los asistentes la ponencia “De qué hablamos cuando hablamos de innovación docente”, a través de la cual reflexionó sobre los conceptos de clase innovada y aprendizaje activo como componente de ella.


Concluyó su presentación manifestando que “todos hemos vivido momentos de magia en la sala de clases, instantes de eureka en los que el alumno logra entender un concepto y comienza a mirar el mundo de una forma sutilmente distinta. El objetivo de esta iniciativa es multiplicar esos momentos. En este centro tendrán ustedes un aliado para lograr la transformación de su docencia y la de sus unidades”.


En sus palabras de cierre, el Rector José Antonio Guzmán, recordó que esta área es uno de los ejes centrales de la labor de la Universidad de los Andes y está acogida en su misión. “Los jóvenes cambian y nosotros tenemos que adaptarnos a eso. El corazón del CID es el aprendizaje, el recordar constantemente que los estudiantes tienen que participar en su formación”.