Viernes 17 de Abril de 2020

Mozart y Shostakóvich: los compositores que el Director de la Camerata UANDES recomienda escuchar durante días de aislamiento

Eduardo Browne protagonizó junto al consejero del Instituto de Filosofía, Joaquín García-Huidobro, el tercer café virtual en torno a temáticas del Covid-19.

El Director de la Camerata UANDES recomienda escuchar el Réquiem de Mozart y la Sinfonía n°7 de Shostakóvich, por el mensaje que transmiten en momentos difíciles.

“La música es una tremenda compañera. Está metida en todo, en medios de transporte, en la vida cotidiana, en los teléfonos celulares; aligera la vida, la hace más amena. Es una combinación de sonidos que produce placer y consonancia”. Así explica el Director de la Camerata UANDES, Eduardo Browne, la relevancia del rol de la música en nuestra rutina.    

Hoy, con el Coronavirus afectando nuestras vidas, podemos acceder a ella de una manera distinta. En el tercer café virtual “La música clásica como un espacio de encuentro con las emociones” (revisa el video aquí), Browne abordó junto a Joaquín García-Huidobro, Doctor en Filosofía y consejero del Instituto de Filosofía UANDES, cómo la música acompaña diferentes momentos de la vida y de la historia, de la mano de las emociones. “La música está pensada para que la gente la sienta”, aseguró Browne.

Eduardo Browne es Magíster en Dirección Orquestal de The Juilliard School, Estados Unidos.

Ambos académicos recordaron un momento de la historia en el que la música se encontró con la tragedia, como sucedió con la Sinfonía nª7 de Leningrado, del compositor y pianista soviético Dimitri Shostakóvich, creada en 1941 durante la Segunda Guerra Mundial y que muestra el dolor del pueblo ruso. “Nuestra ciudad sigue funcionando, nuestro país está en guerra, pero tenemos que seguir. Eso quiso transmitir Shostakóvich con su música, compuesta en momentos de bombardeos y guerra”, explicó Browne sobre esta pieza. “La música de la séptima sinfonía se transfigura; tiene un poder inmenso para hacerte sentir cosas en distintos contextos, siendo también capaz de cambiar los contextos”, aseguró.

Durante estos días de aislamiento y cuarentenas, Browne recomienda escuchar esta sinfonía y otras piezas, por el mensaje que transmiten en momentos difíciles. “Si tenemos largo aguante, me gustaría que escucharan algunas partes del Réquiem de Mozart y la sinfonía n°7 de Shostakóvich. Es enorme, pero podrán escuchar por lo menos cuatro o cinco minutos de cada uno de los movimientos, para que se den cuenta de cómo un gran compositor puede verse afectado por la maldad alrededor de él y, que pese a toda la brutalidad, hay que seguir creando”, señaló el director de orquesta, con un mensaje de fuerza para nuestra sociedad.    

Joaquín García-Huidobro es Doctor en Filosofía, por la Universidad de Navarra, España, y en Derecho por la Universidad Austral de Buenos Aires, Argentina.

“La música tiene respuestas en distintas capas y como seres humanos podemos meternos en muchas de ellas”, explicó Eduardo Browne sobre la intensidad que puede tener. En palabras de Joaquín García-Huidobro, esto se traduce en una “conciencia de estar vivos”. Ambos académicos fueron enfáticos en la necesidad de que nos mantengamos activos. En el entorno musical, Browne incluso recordó el reciente concierto que el vocalista de la banda inglesa Coldplay, Chris Martin, dio en su casa, contestando preguntas de sus espectadores. “La gente se ha conectado a través de las pantallas para ver a sus grupos en vivo”, destacó el músico.

A través de Instagram Live, Chris Martin dio el concierto “Together at Home”.

“No podemos detener la necesidad de formación en contextos difíciles”, agregó el Doctor en Filosofía. “No detengamos las actividades. Los músicos somos privilegiados de transmitir un mensaje potente frente al mundo y puede significar alivio, acompañamiento y esperanza”, concluyó Browne.