Viernes 9 de Agosto de 2019

Egresado UANDES desarrolla tesis basada en gelatina extraída de piel de salmón para tratamiento de enfermedades dentales

Aplicación con biomateriales permitirá regenerar -a futuro- el hueso mandibular.

¿Se imagina que de la piel del salmón se pueda extraer un componente para hacer un material que sirva para regenerar hueso mandibular? Precisamente esta idea sirvió para impulsar la tesis de Felipe Cáceres, Magíster en Investigación e Innovación en Ciencias de la Odontología de la Universidad de los Andes, quien desarrolló el tema de la aplicación regenerativa periodontal con biomateriales a partir de la gelatina de salmón, que permitirá a futuro el tratamiento de defectos periodontales.

Chile es el segundo productor mundial de salmón, lo cual genera una gran cantidad de residuos, entre ellos, la piel, de la cual se obtiene la gelatina. Entre sus muchas características beneficiosas destacan: su biocompatibilidad, genera escasa respuesta inmune, permite trabajar a temperatura ambiente, disminuye el riesgo de transmisión de enfermedades entre especies y permite ser mezclada con múltiples otros materiales, entre otras ventajas. “Los defectos óseos periodontales son verdaderas cavernas y huecos que se forman en el hueso que rodea los dientes, como consecuencia de una respuesta de los pacientes a ciertas bacterias presentes en la boca, enfermedad conocida como periodontitis. Esta enfermedad sin curación produce la pérdida de los dientes. El tratamiento común consiste en la eliminación del sarro y las bacterias de las encías y dientes. Muchas veces se soluciona el cuadro, pero se produce una pérdida del tejido óseo, por lo que es importante buscar terapias que logren regenerar el tejido perdido. Aún no existe una terapia regenerativa que sea predecible, por lo que decidimos enfocar la investigación en esta línea”, explica el alumniUANDES.

En el Magíster en Investigación e Innovación en Ciencias de la Odontología de la UANDES, Felipe Cáceres tuvo que desarrollar un trabajo de tesis durante su formación. “En este contexto, la Dra. Alejandra Chaparro, mi profesora guía de tesis, tenía la idea de buscar alguna aplicación regenerativa periodontal para los biomateriales que se estaban desarrollando en los laboratorios de la Universidad. Tomamos contacto con los investigadores Dr. Juan Pablo Acevedo y Dr. Javier Enrione, quienes habían estado trabajando en impresión tridimensional para el desarrollo futuro de piel artificial a partir de distintos polímeros naturales, dentro de ellos, la gelatina de salmón. De las reuniones en conjunto con ellos, finalmente surgió la idea de crear una formulación a base de gelatina de salmón que permitiera a futuro el tratamiento de defectos periodontales. La formulación diseñada permite ser polimerizada con la forma geométrica que necesitemos, adaptándose a las necesidades del paciente y tomando la forma exacta del defecto óseo que se desea regenerar. Los biomateriales comúnmente utilizados no permiten realizar esto y es necesario adaptarlos directamente al defecto óseo, con escasa estabilidad dimensional”, explica Cáceres.

“Una de las principales dificultades fue diseñar una formulación que mejorara las características de la gelatina, ya que por sí sola tiene escasa resistencia mecánica, excesiva fluidez para la aplicación que estábamos buscando, poca resistencia a la degradación por enzimas, etc.  Las formulaciones que probamos deben ser mejoradas en varias de las características que evaluamos (por ejemplo, la resistencia mecánica, porosidad, capacidad de absorber líquidos, etc.). Esperamos que en el futuro podamos ofrecer tratamientos personalizados en base a estos biopolímeros, donde se mejoren los resultados clínicos y se disminuyan los tiempos operatorios, entregando confort y seguridad tanto al dentista como al paciente. La aplicación de este biomaterial, con el flujo de trabajo propuesto que incluyó planificación e impresión tridimensional del tejido que se busca regenerar, no ha sido propuesta anteriormente en la literatura para el tratamiento de defectos periodontales”, concluyó.