Viernes 18 de Octubre de 2019

¡Superamos la meta!

El primer Giving Day UANDES, que contó con reconocidos expositores nacionales de la filantropía como Mario Kreutzbeger -Don Francisco- y Lucy Ana Avilés, logró recaudar importantes fondos para becas de alumnos.

Más de mil personas participaron con su generosidad en este proyecto que se realizó por primera vez en la historia de la Educación Superior de nuestro país.

“La Universidad quiere ser un puente entre una ayuda generosa y las necesidades de la sociedad”. Con esta frase, el Rector José Antonio Guzmán comenzó el conversatorio “La importancia de dar”, instancia que dio el punta pie inicial del primer Giving Day UANDES, campaña que, en esta versión, tuvo como objetivo recaudar 30 millones de pesos para becas de alumnos de buen rendimiento académico, pero que no cuentan con los recursos necesarios para estudiar.  

Mario Kreutzberger contó acerca de la Teletón, proyecto que comenzó hace 41 años y que visibilizó la discapacidad en nuestro país.

Con ese fin, llegaron al campus dos reconocidos filántropos nacionales: Mario Kreutzbeger -Don Francisco-, creador en Chile de la Teletón, y Lucy Ana Avilés, quien facilitó el avión Supertanker para luchar contra los incendios de enero de 2017 en la zona centro-sur de nuestro país. Ambos destacaron profundamente el trabajo que realiza la Universidad por cubrir necesidades sociales de distinto ámbito: el Centro Integral de Envejecimiento Feliz (CIEF), las becas, la fundación de beneficencia de la Clínica Universidad de los Andes, el programa Radar -de prevención del suicidio juvenil-, Ecocampus, y los proyectos sociales de alumnos en distintas regiones de Chile, entre otros. “Todo esto muestra el espíritu filantrópico que se ve de distintas formas en nuestro trabajo universitario”, señaló nuestro Rector.

La chilena Lucy Ana Avilés facilitó en 2017, el avión Supertanker para enfrentar los incendios en la zona centro-sur de nuestro país.

Hoy, el 25% de los alumnos UANDES cuenta con algún tipo de beca. “Hemos hecho un esfuerzo importante para que todos quienes quieran, puedan estudiar en la Universidad de los Andes”, relató el Rector. Esta histórica cruzada alcanzó su meta con creces, llegando a $36.341.018 a través de 1.013 donantes que participaron con su generosidad en este proyecto que se realizó por primera vez en la historia de la Educación Superior de nuestro país y que persiguió también difundir un espíritu filantrópico dentro de la comunidad universitaria.

En esa línea, Lucy Ana Avilés enfatizó en el agradecimiento y el deber como elementos primordiales al hablar de filantropía. “Hay que agradecer lo que uno tiene. Estamos en una situación privilegiada y por eso nuestra responsabilidad es más grande”, afirmó. La chilena, quien a su vez es miembro del directorio de la Walton Family Foundation, que ayuda a proyectos de energías renovables, comunidades, primera infancia, entre otros, felicitó a la UANDES porque “en 30 años han logrado muchísimo y veo que tienen un espíritu solidario muy grande”, dijo.

A estas ideas se sumó Mario Kreutzberger, Don Francisco. “Estoy en un momento de mi vida en que lo que más me gusta hacer es agradecer”. El creador de la Teletón en Chile compartió sobre la historia de la entidad solidaria más importante de nuestro país. “Tuve éxito como comunicador, me fue bien. Y dije ‘cómo puedo devolver eso’. Y ese sentimiento de satisfacción de dar, no lo puedo tener solo yo, lo deben tener también otros comunicadores, y así se unieron bastantes personas a este proyecto”, contó.

Hoy, después de 41 años, atienden al 93% de los niños que tienen alguna discapacidad. “Eso es gracias a un principio solidario”, destacó sobre el proyecto que hoy cuenta con 14 centros, 100 mil funcionarios, 30 mil familias atendidas y 3.500 activas. “La Teletón ha cumplido algo mucho más allá de las 30 mil familias que hemos atendido. Visibilizamos la discapacidad; hemos logrado una concientización”, señaló sobre el impacto que han alcanzado. “A través de la filantropía se pueden hacer cambios sociales profundos”, agregó.

La filantropía se define como una ayuda desinteresada para alcanzar el bien de las personas y de la humanidad en general. En ese sentido, el Rector hizo énfasis en la dirección bidireccional que caracteriza a este espíritu filantrópico y que “ponerse al servicio de causas nobles hace un bien enorme a muchas personas y los privados tenemos gran espacio para ser generosos”.

 “Dar es recibir”

Bajo este lema, el Giving Day y los participantes del conversatorio recalcaron en la satisfacción de dar. “Cuando uno da, aporta y entrega hace mucho más suyas las causas y, en ese sentido, se compromete mucho más y eso es una cosa valiosa para la persona que da y que entrega y también para las personas que reciben esa ayuda”, comentó el Rector.

Alrededor de 400 personas asistieron al conversatorio “La importancia de dar”, entre alumnos, egresados, administrativos, profesores, vecinos y personas de distintos sectores.

Para Don Francisco, hoy el país está más maduro para hacer filantropía y destacó una de las frases del Rector hacia los alumnos becados. “Los que aquí estudian, con o sin recursos, tienen que llevarse en su mente la responsabilidad de devolver la satisfacción que aquí les han dado. ¿Cuál es realmente el éxito de una vida? Dejar algo”, les dijo. “Inspírense en otros. Alumnos, llegaron aquí gracias a muchas personas. Inspírense en ellos para ayudar. Y no enfocarse en el dinero, sino en la satisfacción que genera ayudar”, agregó.

El Rector también agregó que su sueño es que, a futuro, el 10 o 15% de los alumnos UANDES puedan estudiar gratis. “Lo ideal es que la persona sea admitida, y luego se le pregunte qué necesidad económica tiene. Que nadie que quiera estudiar en la UANDES se quede fuera por temas económicos”. Lucy Ana Avilés complementó esa idea. “Mi sueño es que más que un Giving Day, sea un Giving Everyday. La responsabilidad la tenemos todos. Hay que preocuparse y ocuparse”, señaló.

Cristina Errázuriz, Vicerrectora de Comunicaciones, Mario Kreutzberger, Lucy Ana Avilés, el Rector José Antonio Guzmán, y alumnos UANDES.

Durante 24 horas de solidaridad, toda la comunidad universitaria estuvo invitada a aportar a esta causa por medio de donaciones para alcanzar la meta de 30 millones de pesos -en el año en que la UANDES cumple 30 años– para entregar más y mejores becas para que muchos futuros profesionales UANDES puedan estudiar y formarse en esta Universidad y, así, generar un cambio concreto en la vida de distintas personas y en la sociedad.

En total, los fondos se recaudaron a partir de donaciones online, transferencias electrónicas, de las ganancias del día de proveedores internos como cafeterías y fotocopiadoras, de la venta de hotdogs, alfajores y entradas a la función prime del Teatro Musical UANDES “Manuel Rodríguez” -en la cual se sortearon dos pasajes a Río de Janeiro-, además de alcancías en el campus. “Hacer una universidad es sumamente serio y solos no lo podemos hacer; ese es el llamado que queremos hacer hoy”, concluyó el Rector.  

Revisa algunas fotos del día a continuación.