Miércoles 8 de Julio de 2020

El nuevo escenario internacional

En el Café Virtual organizado por el Centro UANDES Signos se analizó la falta de cooperación internacional durante la pandemia causada por el Covid-19, donde los grandes líderes se han hecho cargo de temas más domésticos y menos globales.

La pandemia que azota a nuestro planeta ha tenido influencia en muchos ámbitos, entre ellos, en el escenario internacional. Las grandes potencias mundiales han tenido diversos roles y han tomado distintas medidas en el esfuerzo de contener el Covid-19. En la 12º versión del Café Virtual “El nuevo escenario internacional”, organizado por el Centro UANDES Signos, se reunió Juan Ignacio Brito, investigador de este Centro y Jorge Sahd, director del Centro de Estudios Internacionales UC, para conversar sobre este interesante tema. El Café Virtual estuvo moderado por la investigadora del Centro UANDES Signos Francisca Echeverría.

Durante estos meses de pandemia mundial ha sido notoria la falta de liderazgo que han tenido las grandes potencias mundiales respecto de este tema. Para el director del Centro de Estudios Internacionales UC, no ha habido una respuesta coordinada frente a esta crisis global, como en ocasiones anteriores. “Estados Unidos ha hecho un abandono del rol global, los grandes líderes se han hecho cargo de temas más domésticos y menos globales, usando la retórica del sálvese quien pueda. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha tenido un rol dubitativo durante esta pandemia”. Sobre este tema, el investigador del Centro UANDES Signos Juan Ignacio Brito, opina que la política interna de los países siempre ha sido más importante que la externa y en el último tiempo hemos tenido una revalorización de lo nacional. “El Estado ha vuelto a cobrar relevancia, algo que venía dándose hace un par de años. La pandemia lo ha hecho patente de forma más brutal. Hay una gran amenaza, que es el coronavirus, que ya ha cobrado más de 500.000 muertes en todo el mundo, y esa amenaza hace que el Estado reaccione recuperando y ejerciendo atribuciones que parecían dormidas en nuestro sistema”.

En esta contingencia, China ha tenido un rol en distintas dimensiones y para entenderlo hay que tomar en cuenta varios elementos. El tipo de diplomacia que ejerce, la toma de medidas rápidas y efectivas al principio de la pandemia, su sistema centralizado y su cultura que privilegia el bien común sobre el individual, entre otros, han influido en un buen manejo de la crisis. “Actualmente ninguna potencia cede ni quiere ceder su hegemonía fácilmente. El Covid-19 refleja muy bien cómo es el gigante asiático: un Estado autoritario, que controla la información, con mucha fuerza, eficiencia y obediencia por el bien común. Ninguna democracia podría haber controlado el virus como ellos. Esta pandemia ha desnudado a China y a Estados Unidos respecto de su actuar”, comenta Juan Ignacio Brito.

Lo que ha sucedido a nivel internacional con las grandes potencias de China, Rusia y Estados Unidos, ha hecho patente una relación disfuncional con un sistema inefectivo. “Hay un mundo mucho más fragmentado por esta falta de responsabilidad global. En cuanto a la Unión Europea (UE), más allá de lo que pase con el Brexit, solo vemos a Emmanuel Macron, presidente de Francia, pensando en el proyecto de largo plazo de la UE. La capacidad actual de que se acentúen las diferencias es mucho mayor, el sistema es poco efectivo y va hacia atrás. Tenemos que esperar un tiempo para ver cómo se solucionarán y reordenarán los liderazgos internacionales”, explica Jorge Sahd.

En el manejo de la pandemia a nivel internacional han influido varios factores: los liderazgos, el tipo de régimen autoritario o democrático y la cultura de cada país. “Es cierto que algunos países totalitarios tienen mayor capacidad de respuesta, porque se requiere un esfuerzo centralizado para detener a tiempo una pandemia de esta envergadura. Pero hay ejemplos de que no solo en este tipo de regímenes las decisiones se respetan y obedecen rápidamente. Este es el caso de Corea del Sur y Taiwán, países asiáticos y democráticos, en donde el control de la pandemia ha sido muy efectivo. La cultura tiene una gran influencia en estos procesos. Nuestra cultura occidental, basada en las libertades y garantías de las personas, han tenido un manejo mucho más difícil”, detalla Brito. “El caso de Alemania ha sido muy exitoso, la efectividad de los gobiernos es un elemento vital para evaluar la respuesta de los distintos países ante la pandemia, en el país germano, por ejemplo, el tema cultural, legitimidad del gobierno e instituciones y efectividad del sistema han influido en un buen manejo de la pandemia”, acota Sahd.

Todos estos elementos influirán directamente en el próximo proceso de elecciones en cada uno de los países. Para el director del Centro de Estudios Internacionales UC, siempre que hay una crisis fuerte, luego viene un cambio de gobierno. Opinión con la que concuerda Brito: “Podemos esperar como tendencia, que donde haya elecciones próximas, el que esté a cargo va a pagar los platos rotos”. Respecto a las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos, el 3 de noviembre de este año, el presidente Donald Trump enfrenta encuestas poco favorables frente al candidato Joe Biden. “Y aunque en elecciones anteriores las encuestas no fueron certeras en cuanto a la predicción de los resultados, Trump enfrenta este proceso en un difícil escenario: mal manejo sanitario de la pandemia, problemas económicos, aumento del desempleo y una política interna polarizada”, agrega el director del Centro de Estudios Internacionales UC.

Para ver el Café Virtual completo, haz click aquí.