Slider image
Slider image
Slider image

Fondo de Becas

La UANDES tiene un gran sueño: hacer posible que cada día más escolares chilenos, de alto rendimiento académico y de bajos ingresos económicos, puedan acceder a una educación de calidad en la Universidad de los Andes.

¿Cómo se maneja?
El fondo está estructurado como un endowment, de tal manera que el capital se mantenga intacto, mientras que el rendimiento financiero se utiliza. Esto permite la trascendencia en el tiempo.

Gracias a las donaciones realizadas por los integrantes de la Asociación de Amigos y a los aportes de la Universidad, se han podido otorgar más de 10.000 becas socioeconómicas.

¿Quiénes se ven beneficiados?
Alumnos con excelencia académica y dificultades económicas, a quienes la Universidad entrega una educación de calidad y acompaña individualmente a través de un programa de seguimiento y bienestar. La beca incluye recursos para alimentación, transporte y fotocopias.

TESTIMONIOS

ALUMNOS

Myriam Martínez, 1° año Medicina.

La UANDES es diferente de las demás debido a que se nota un compromiso y una preocupación por cada uno de sus alumnos. La Universidad va a aportar a mi vida una carrera que se basa 100% en una relación con cada paciente y, además de eso, me va a aportar disciplina y un total compromiso por lo que escogí estudiar. Mi experiencia online hasta el momento ha sido buena, la red social de la Universidad ayuda bastante a difundir la información. Esta beca es una oportunidad para muchos estudiantes”.
Jacqueline Salazar, 1° año Kinesiología.

“Las becas no significan solamente el simple financiamiento de una carrera universitaria, sino que también son un alivio para la vida de muchas personas que se ven limitadas por su situación socioeconómica. Nuestro país y el mundo deben tener una base social firme, y esta lo será cuando todos puedan tener la misma cantidad de acceso a grandes oportunidades, y las becas universitarias se transforman en una gran oportunidad para quienes no quieren verse sobrepasados por sus límites. Realizar una donación para que otra persona pueda acceder a un estudio universitario, no solo determina su futuro individual y/o familiar, sino que indirectamente contribuye hacia un mejor futuro de nuestra generación y de las que vienen después de ella“.
Génesis Ghilardi, 1° año Comunicación Audiovisual.



“Haber recibido una beca en la universidad significa una gran oportunidad que quiero aprovechar al máximo. Estoy muy agradecido, a la vez que consciente, de todo el trabajo que hay detrás de ella, por lo que estoy decidido a trabajar para que valga la pena el esfuerzo puesto en mí. Espero poder hacer lo mismo por otras personas en su momento y devolverles de alguna forma el gran favor que me hacen. Resulta valioso en sí esta clase de donaciones: se requiere de gran valentía y generosidad para llevarlas a cabo, y, si bien los resultados no son seguros, el impacto que tendrán en la vida de un becado, aunque este jamás lo agradezca, será una huella que nadie podrá borrar, un patrimonio que les pertenecerá a los donantes y nadie podrá quitarles”.
Carlos Pérez de Arce, 1° año Literatura.


Estoy muy contenta de estar en la Universidad, de lograr haber terminado mi primer semestre de la mejor manera a pesar de la pandemia. La Universidad y sus profesores me apoyaron mucho. No todos tienen una situación económica buena, muchos terminando el colegio salen a trabajar para ser un ingreso más a su familia, pero tienen que saber que las becas que ofrece la Universidad de los Andes son muy buenas; el apoyo económico en transporte y alimentación, sacan un gran peso de encima, y todo esto logra que el estudiar no sea un gasto más en casa”.
Danae Cayuñir, 1° año Educación de Párvulos.




“Gracias a las donaciones se está financiando la educación y el futuro de muchas personas. Este beneficio me permitió enfocarme en lo que tenía que hacer, que era estudiar y hacerlo tranquilo. En el futuro, me gustaría dedicarme al área de salud pública en zonas rurales. Siempre he visto que allá se necesita mucho apoyo, y yo creo que esa es la vocación por la cual elegí la carrera de Medicina, para poder servir a quienes más lo necesitan”.
Julio Simarelli, 4° año Medicina.



“Somos muchos quienes no podemos optar a algún apoyo del gobierno para poder estudiar. Y esta beca, que no la tienen todas las universidades, nos da una oportunidad real y un gasto menos para la familia. Al egresar, me gustaría estudiar Geriatría en Salud, porque siento que los adultos mayores son los que están más abandonados, o los que necesitan más ayuda, y aquí hay algo más que hacer”.
Alison Valenzuela, 5° año Fonoaudiología.




EGRESADOS

“Cada beca es parte de la formación de un profesional, es ayuda y muchas veces un incentivo. Estoy agradecida y consciente de que, tanto para mí como para muchos, este apoyo significa un desarrollo profesional y personal. Abrir la posibilidad al crecimiento, a la formación, al estudio, al perfeccionamiento, no debiese ser jamás limitado”.
Fernanda Gazmuri, egresada de Derecho en 2013. Abogada del área legal de Claro Chile S.A.


“Saber que hay personas anónimas que están interesadas en ayudar a otros fue un elemento motivador para rendir bien en mis estudios, seguir el ejemplo y ayudar a quienes lo necesiten. Creo realmente que la Universidad está en el top. Me formó en disciplina de estudio, me dio una buena base de conocimientos y los profesores de calidad, sin duda, ayudaron a una buena implementación de lo anterior”.
Guillermo Hartwig, egresado de Ingeniería Comercial en 2013.
Analista de Control de Gestión y Estrategia en Empresas CMPC.



DONANTES

“Vale la pena contribuir para que más jóvenes puedan acceder a esta experiencia maravillosa que es la UANDES”
Juan Nagel, Director de Desarrollo Docente UANDES y actual donante.

“El futuro de nuestro país depende de nuestros jóvenes; el foco debe potenciarse en llevar la educación a todos”.
María del Pilar Ureta, profesora de la Facultad de Enfermería y Obstetricia y actual donante.

“Una beca de estudios genera un impacto en la vida del estudiante y en el de una familia completa”.
Gabriela Riveros, subdirectora de Experiencia y Admisión y actual donante.

“Hay personas con talento que no pueden estudiar porque no tienen los recursos. Apoyarlos es una inversión social”.
Cristián Covarrubias, apoderado y actual donante.

“Contribuir al fondo de becas es una manera directa de invertir en el futuro de nuestro país”.
José Matas, médico Traumatología Clínica Universidad de los Andes y actual donante.

“Contribuir con las becas es contribuir a la buena formación de la sociedad chilena”.
Álvaro Yrarrázaval, miembro de la Asociación de Amigos y actual donante.

“Donar al fondo de becas me permite participar activamente en un proyecto con enorme impacto social y un futuro sin límites”.
Óscar Zarhi, alumni (DER 95) y actual donante.

“Ayudar a que los jóvenes se preparen para un futuro mejor es mucho más que dar dinero: es dar esperanza”.
Raúl Lagomarsino, profesor asociado del ESE Business School y actual donante.

“Gracias a la beca, egresados de distintas carreras son hoy grandes profesionales que contribuyen a una mejor sociedad”.
Sofía Apara, alumni (ADS 12) y actual donante.

“Aportando al fondo de becas de la Universidad de los Andes, aporto para un futuro profesional que ayudará al desarrollo de nuestro país”.
América Benítez, funcionaria Clínica Universidad de los Andes y actual donante.

“Ayudar es una oportunidad de retribuir a través de un proyecto en el que creo”.
Sebastián Fernández, alumni (ICOM 96) y actual donante.